Autor Tema: Golden Heart.  (Leído 308 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

MaestroCebolla

  • Ayudante de Profesor
  • ****
  • Mensajes: 1033
  • Karma: +1/-0
  • Subestimame, te reto.
    • Ver Perfil
    • Mis personajes originales

  • Total Badges: 31
    Badges: (View All)
    Nivel 6 Cuarto aniversario Tercer aniversario
Golden Heart.
« en: 25 de Abril de 2018, 03:26:09 am »
Ésta es una historia en formato de sólo diálogo. Los personajes se distinguirán exclusivamente por un color representativo.
Supongo que también debería avisar que tal vez la use para hablar de temas polémicos, o tal vez no. Si eres sensible lee bajo tu propia responsabilidad ya que ésta es mi obra y escribo lo que se me canta. (Claro que nada prohibido por el foro).
Por lo mismo es que paso de hacer tema de comentarios.

¿Y bien? ¿Qué tal se siente donde estás?

Da un poco de miedo, está oscuro.

Me harías un gran favor si lo iluminaras un poco.

Poco puedo hacer para demostrar mi agradecimiento por todo lo que hiciste por mi familia y por mí.

Bueno, no fue nada del otro mundo, cualquiera en mi posición habría hecho lo mismo.

Creo que siento algo raro... Acaso... ¿Acabas de mentirte a ti mismo?

Puede ser. ¿Cómo se sintió?

Cómo una aguja en el estómago. Un momento ¿Cómo sé lo que es una aguja y un estómago?

Supongo que es parte de la transición. Sin embargo nunca ha pasado antes, lo cual puede deberse a tu excepcional condición.

Comprendo. Aún así eso no soluciona el hecho de que éste lugar sea incómodo.

Supongo que aprenderás a darle luz con el tiempo. Eso debería solucionarlo, aunque sea un poco.

Bueno, supongo que tienes razón. Sólo intenta no volver a mentirte a ti mismo.

Pondré todas mis fuerzas en ello. Sólo tengo que pensar en mí desde otra perspectiva.

¿Y eso cómo te ayudaría?

Los de mi especie nacen con una inhibición innata contra la mentira a otros. Si pienso en mí desde la perspectiva de un tercero hipotético no podré mentirme.

Eso ya es un poco demasiado para mi pobre cabecita.

Ya te acostumbraras, de hecho, dada tu naturaleza es normal que te cueste asimilar todo lo que te estará pasando. Yo a penas puedo imaginar estar en tus zapatos.

Eso ultimo si lo entendí. Pero la verdad es que sí que necesito un descanso. ¿Que te parece si vamos al río donde los castores?

La presa aún no se recupera desde la última vez que me dí un baño. Además, no sería conveniente una charla con los castores en esta situación. Siempre me resultaron demasiado molestos. ¿Que tal los osos? Son bastante tranquilos.

Los osos me dan miedo. ¿Que tal los venados?

No, el lio con los venados es que yo les doy miedo.

Estúpidos Venados ¿No ven lo amable que eres?

La verdad, no creo que sea amable con todos por igual, y con los venados sí que he sido algo malo a veces.

Eso dolió.

Pero no me he mentido a mi mismo. ¿O sí?

No, lo que me dolió fue descubrir tu lado malo.

¿Te confieso algo? Por eso mismo te elegí. Eres inocente, y eso es justo lo que necesito. Alguien de pensamientos y sentimientos puros. Alguien que pueda limpiar toda la basura que llevo dentro.

Y yo que pensé que era un acto altruista para preservar la vida de tu mejor amiga.

Desde que te llegué a conocer, ya no me imagino mi vida sin ti. Ni siquiera me planteé la posiblidad de dejarte morir, ni una sola vez, aún sabiendo de antemano que tu esperanza de vida es ínfima en comparación con la mía. En cuanto te llegue a conocer, supe que, en tus últimos momentos, haría justamente ésto que estamos haciendo.

Eso fue hermoso, grandullón. Oye ¿Que te parece si mientras me acostumbro a ésto de vivir en tu mente, tú te tomas una larga siesta de ésas que tanto te gustan?

Me parece que ya nos estamos entendiendo.
« Última modificación: 25 de Abril de 2018, 02:30:48 pm por MaestroCebolla »


Le arranco las alas a tiros a un avispaturbia.