Autor Tema: Las crónicas de Cebilla (¿Un AAR de Los Sims 2?)  (Leído 619 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

MaestroCebolla

  • Ayudante de Profesor
  • ****
  • Mensajes: 1033
  • Karma: +1/-0
  • Subestimame, te reto.
    • Ver Perfil
    • Mis personajes originales

  • Total Badges: 31
    Badges: (View All)
    Nivel 6 Cuarto aniversario Tercer aniversario
Las crónicas de Cebilla (¿Un AAR de Los Sims 2?)
« en: 28 de Noviembre de 2016, 01:34:58 pm »
Buenas y bienvenidos a las crónicas de Cebilla, un ¿AAR? de Los Sims 2, si, de uno de esos juegos que tengo juntando polvo desde hace siglos. Bueno ¿Que decir? Primero que nada, debido a un pequeño problema, este capítulo no tendrá imágenes, salvo la de la familia. En resumen intenté usar ImpPt en vez de la herramienta in-game y terminé capturando mi escritorio cada vez que lo intentaba, sorry. Como segundo punto quería contarles que intentaré incluir los personajes que a ustedes se les ocurran, solo tendrán que seguir esta plantilla y enviarmela por privado.
Spoiler: mostrar

- Nombre (No apellido):
- Personaje en el que está basado (si es que está basado en uno):
- Imagen o descripción:
- Breve historia:
- Metas:

Listado de Posibles metas (Añadiré mas conforme se me ocurran)
- Tener unas vacaciones increíbles.
- Casarse con un/a vampir@
- Convertirse en Simplanta.
- Convertirse en Licántropo.
- Conocer a un Genio.
- Conocer a un Yeti.
- Convertirse en zombi.
- Conseguir el don de la brujería.
- Conseguir un Servo.
- Construir una casa de 3 pisos desde los cimientos.
- Ser secuestrado por aliens.
- Unirse a la sociedad de la llama (Sólo para sims menores de edad)


Reglas especiales:
- Como resulta bastante tedioso jugar sin usar algún truquillo de vez en cuando, voy a poner reglas también en esto:
 - Solo podré usar el comando MaxMotives si es cuestión de vida o muerte.
 - El control de las mascotas está activado.
 - Puedo usar cualquier truco cuyo efecto sea meramente estético.
 - No puedo usar comandos que otorguen dinero bajo ningún concepto.
 - El uso de cualquier truco que no esté mencionado aquí quedará a mi propia discreción.

Y dicho lo dicho, vamos con el AAR:

Las crónicas de Cebilla.

Capítulo 1: Los problemáticos inicios de los Sycamore

 Robert Sycamore: padre adoptivo de Max, científico loco, aspira a crear una fábrica de robots.
Max Sycamore: antes Onion, niño, estudiante, dueño de Ripper, aspira a crecer e ir a la universidad.
Ripper: gato, aspira a... nada, es un gato.


Ellos fueron los primeros pobladores de Cebilla, un pacífico pueblo en el medio de la nada, verde hasta dónde alcanza la vista, y lleno de misterios que descubrir.

Los primeros días de los Sycamore fueron difíciles, sólo 20.000 simoleones que gastar y muchas necesidades que cubrir, pero finalmente lo lograron ¿O no? Dejemos que el propio Robert nos conteste:

"Tras el incidente de los tejones come-sesos ese lugar era mejor que nada, aunque sinceramente, sentía que le faltaba algo. Antes de volver a emprender la aventura de cocinar un sándwich decidí consultar el recetario, no sea que me vaya a volver a olvidar donde cuernos va el pan. Ya con algo de fe en mi mismo, volví a preparar el plato que una vez maldijo a mi estirpe, sándwich tostado de queso. Logré introducir el monstruoso manjar en el horno sin ningún peligro y, habiendo decidido que la maldición nunca existió en realidad, me relajé. Un vecino misterioso tocó el timbre. ¿Como es posible? Digo, somos los únicos habitantes del único solar del pueblo. Mi curiosidad científica finalmente me puede, así que abro la puerta, el vecino se va tal como llegó y, cuando quiero darme cuenta, percibo un olor como a fuego viniendo de la cocina, decido que mi telescopio es más interesante y echo una mirada, mejor dos, y una más. Oh, hay un hombre vestido de bombero en mi casa.

- ¿Max, que te dije sobre organizar fiestas de disfraces?

- ¡Fuegooo!

- No, eso no fue lo que, maldición ¡Si es fuego! ¡Fuego! ¡Alguien apaguelo!

Seguimos gritando que alguien apague el fuego incluso después de que el bombero terminase de apagarlo. Definitivamente la maldición de los tostados de queso sigue atormentando a nuestra familia.

Y lo peor es que sigo con esa rara sensación de que algo le falta a esta casa.

A los cuatro días de mudarnos leo un artículo muy interesante en mi nueva revista de ciencias favorita. Era un artículo curioso cuando menos "su mascota puede hacer dinero" al principio creí que se refería a esa teoría de dar de comer un billete al animal para que este se duplique en su sistema digestivo, claro que esa teoría era demasiado controversial para ser publicada en una revista de ciencia seria, no, el artículo se refería a los empleos para mascotas. Decidí que era la idea más estúpida... hasta que ocurrió aquel incidente...

Me levanté de mi cama una noche cualquiera para atender el teléfono y, mientras, sentía una sensación de humedad rodeando mi piel. Atiendo el teléfono y me doy cuenta de la peor manera de que está lloviendo: me cae un rayo. Así es, no sé como no morí, alguien allá arriba, en el Gran Ordenador, debe de tener alguna misión para mi. Espera... si está lloviendo dentro de casa eso significa que...Estoy a punto de enunciar el descubrimiento científico del siglo:

- A esta casa le falta el techo.

Al día siguiente me puse a hacer el presupuesto y, por supuesto, no nos alcanzaba para techar toda la casa, así que tomé la decisión más difícil:

- Ripper, vas a tener que buscar trabajo.

-Miau

-No me malinterpretes, tu también necesitas el techo.

- Miau.

- Bien ¿Tenemos un trato entonces?

- Miau.
« Última modificación: 28 de Noviembre de 2016, 03:22:21 pm por MaestroCebolla »


Le arranco las alas a tiros a un avispaturbia.

MaestroCebolla

  • Ayudante de Profesor
  • ****
  • Mensajes: 1033
  • Karma: +1/-0
  • Subestimame, te reto.
    • Ver Perfil
    • Mis personajes originales

  • Total Badges: 31
    Badges: (View All)
    Nivel 6 Cuarto aniversario Tercer aniversario
Re:Las crónicas de Cebilla (¿Un AAR de Los Sims 2?)
« Respuesta #1 en: 30 de Noviembre de 2016, 12:20:11 am »
Capítulo 2:
¡Ay, como duele crecer!

Pronto, comenzaron a verse nuevos rostros en la zona residencial, uno de los cuales llamó especialmente la atención de Robert. Catherine Katzen, quien se había mudado cerca de allí, en un solar que ella misma bautizó "Katzenhausen".


Si, es ella y sus seis gatos. Robert no tardó demasiado en acercarse a ella y, antes de que llegara el invierno, ya eran buenos amigos. Max aún recuerda el día en que decidió salir al Bowling con ella, sobre todo porque fue un desastre para él. Como punto rescatable conoció a bastante gente, aunque solo de cara. Claro, aquel lugar no era del todo "Apto para niños" pero disfrutó bastante, así que puede decirse que resultó un recuerdo agridulce.


Pronto llegó el invierno y con él, el frío. Incluso dentro de la casa había bajas temperaturas debido a que el techo aún no estaba completo. Fué durante esta cruda época que Max dejó de ser un niño y se convirtió en adolescente, no es que sea la mejor época.


Pero gracias a un incidente en el trabajo de Robert como Supervisor de Equipo, la familia recibió un jugoso cheque con el cual pudieron permitirse no solo completar el techo, si no también pintar las paredes del solar por dentro y por fuera, comprar un auto y renovar el refrigerador.

Spoiler: mostrar
Nota del autor: Debido al fallo del ImpPt mencionado en el anterior post, transcribiré con mis palabras este tipo de acciones ya que la herramienta in-game no me permite capturarlas.


El incidente ocurrió cuando el horario de trabajo de Robert se acercaba a su fin, uno de sus subordinados había realizado un descubrimiento asombroso y ni siquiera se había dado cuenta de ello, afortunadamente, Robert sí. Ahora tenía una decisión muy difícil que tomar ¿Se quedaría con el descubrimiento para sim mismo? ¿O se lo enseñaría a su legítimo dueño? Por su honor de científico la primera opción quedaba descartada, así que la segunda, el honor y la gloria, la fama, el poder, dominar el mundo... todas esas cosas pueden esperar, lo importante ahora es llamar a ese sim y decirle que hizo un descubrimiento sorprendente.

Y así fué, el sim, agradecido como estaba, se acercó luego a Robert y le dio un jugoso cheque, con el cual... Un momento, eso ya lo dije, en resumen: Pusieron a punto la casa.

Antes:
Spoiler: mostrar


Después:
Spoiler: mostrar

Sip, incluso habiendo entrenado sus dotes culinarias a niveles insospechados, Robert sigue teniendo problemas con el mismo plato de siempre.


¿Recuerdan el dicho... cuando el Gran Ordenador abre una ventana, cierra una puerta? Pues eso fue lo que le pasó a los Sycamore. Max deseaba ir a una escuela privada, donde podría conseguir un mejor trabajo al hacerse adulto, pero incluso con una casa elegante, una gran cena y un alumno de 10, no, de 11, los Sycamore no lograron impresionar al director, no solo eso si no que para colmo de males Robert tuvo que faltar a trabajar con tal de atenderlo, bueno, por un día que falte a trabajar no es el fin del mundo.

Bueno, un poco sí, ambos temían el rechazo del director, con lo cual, tras recibir el no, ambos cayeron en una fuerte depresión... Sólo quedaba una opción en un momento así: Max debía intentar conseguir una beca para la universidad, y lo hizo, ahora, sólo quedaba un dilema: ¿A que universidad ir? Frente a el tenía 3 posibilidades:

- La Simplutense.

- Academie Le Tour.

- Politécnica La Fiesta.

Todas ellas respetadas instituciones ¿Cual será la elegida?

Le arranco las alas a tiros a un avispaturbia.

MaestroCebolla

  • Ayudante de Profesor
  • ****
  • Mensajes: 1033
  • Karma: +1/-0
  • Subestimame, te reto.
    • Ver Perfil
    • Mis personajes originales

  • Total Badges: 31
    Badges: (View All)
    Nivel 6 Cuarto aniversario Tercer aniversario
Re:Las crónicas de Cebilla (¿Un AAR de Los Sims 2?)
« Respuesta #2 en: 03 de Diciembre de 2016, 02:46:48 pm »
Capítulo 3: Viviendo con el enemigo.

Ah, la vida universitaria... meh, esta expansión es bastante aburrida.

- Oye, deja de romper la cuarta pared y narra mi  historia.

Ya...

Una vez matriculado en la Politécnica La Fiesta, Max se decidió por instalarse en el Edificio 911, junto con un grupo bastante variopinto de estudiantes, Juan Fénix, Guillermo Guillen, Clara Vonderstein y Marga Rayoluna. Al principio parecía que todo iba bien en el grupo, pero no tardó en resurgir una vieja rivalidad entre Clara y Guillermo...


¿Dije rivalidad? Quise decir acérrima enemistad. Por otro lado, parece que Marga se enamoró de Max, algo así como un amor a primera vista. Max extraña a su gato, Ripper. Y Juan... solo quiere empezar de cero. Pero aquí en la universidad hay otras prioridades. Antes que nada, hay que estudiar, desarrollar habilidades, preparar exámenes, lo típico.


Aquí está Clara sosteniendo un duelo de ajedrez contra sim misma, y Max hablando por teléfono con Robert.


Lo mas interesante del semestre fué la visita de este curioso hombre llama, almorzó con nuestros sims y se piró.


Y esto fue lo que pasó tras el parcial: Conseguimos tres menciones de honor entre los cinco ( Juan y Guillermo pasaron con lo justo y necesario) Y tras un alto al fuego Guillermo y Clara reanudaron las hostilidades.

PD: Creo que pasaré de postear los siguientes semestres, si no esto se va a hacer eterno y aburrido. Claro que los jugaré, porque resulta necesario para ciertas cosas como el Resucitonomitrón además de facilitarle la vida a los graduados. Además tengo un grupo de estudiantes personal con el que también me gustaría jugar y pienso dedicarles un capítulo pero mas allá de eso no se verá mucho más de esta expansión en este AAR
PD2: si, se que estas notas son mas largas que el propio capítulo XD.
Le arranco las alas a tiros a un avispaturbia.