Autor Tema: [Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus  (Leído 5699 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« en: 11 de Diciembre de 2010, 03:19:53 pm »
Por favor, no posteéis en este tema, ya haré uno para comentarios.


Prólogo

Esta historia no está situada en el mundo Pokémon que estamos acostumbrados a ver, es un mundo totalmente diferente.

Humanos y Pokémon convivían en armonía en un principio, sin embargo los seres humanos comenzaron a usar a los pokémons para sus propios fines, lo cual acabó enfureciendo a Arceus, el gran Dios Pokémon y padre de todo.

La ira de Arceus acabó provocando una guerra de más de cien años, en la que los humanos se enfrentaban a los Pokémon para sobrevivir, y los Pokémon, siguiendo las órdenes de Arceus buscaban eliminar completamente a los humanos. Sin embargo, pese a esta situación aún existían lazos de amistad entre ambos bandos.
 
Según cuenta la leyenda un chico encontró a un pokémon malherido en mitad de la montaña y lo cuidó hasta que se recuperase, incluso lo defendió de otros humanos que planeaban eliminarlo. El Pokémon, al recuperarse completamente y ver que lo cuidó un humano, comprendió que no todos eran crueles, por lo que directamente fue a hablar con el gran Arceus para hacerle ver que estaba en un error.

Gracias a ese Pokémon, al cual hoy en día conocemos como Mew, Arceus detuvo la guerra y humanos y pokémon pudieron volver a vivir en paz.

Se cree que no fue la primera guerra entre humanos y Pokémon, sin embargo es la única narrada.

Esta historia comienza ochocientos setenta y cuatro años después de aquella guerra.

Fin del prólogo

> > Continuará
« Última modificación: 16 de Enero de 2011, 01:36:54 pm por -Anthony- »





-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #1 en: 12 de Diciembre de 2010, 12:23:08 am »
Introducción


Capítulo 1: Zeo


Nos encontramos en una apacible aldea situada a pocos metros de un bosque. Del mismo bosque sale un muchacho cargando un gran saco. Éste se dirige hacia un comerciante de la aldea.

-???: Ya he vuelto, le traigo las hojas de Sceptile que me pidió, espero que recuerde su promesa.
-Comerciante: Pues claro que la recuerdo, Zeo, pero primero veamos si se ajustan a la calidad.
-Zeo: De acuerdo, aquí le espero.

El comerciante se retiró al interior de su cabaña para examinar las hojas.

-Comerciante: Perfecto, apenas han sido dañadas en el combate, me sorprende que hayas podido quitarle las hojas a un Sceptile armado solo con un machete.
-Zeo: La verdad es que no fue fácil, tras varios intentos conseguí atraparlo en una red, eso me facilitó la tarea. Cambiando de tema, ¿Para cuando estará lista?
-Comerciante: Con esta calidad no creo que me cueste demasiado, para mañana a primera hora la tendré preparada.
-Zeo: ¡Genial! Entonces hoy mismo prepararé mis cosas.
-Comerciante: Entendido, aquí estaré.
-Zeo: ¡Adiós!
-Comerciante: ¡Hasta mañana!

Tras esto Zeo fue a visitar al herbolario.

-Zeo: Señor herbolario, ¿Está ahí?
-Herbolario: Si, aquí estoy Zeo. ¿Qué quieres?
-Zeo: Le traigo unas setas de Sceptile, pensé que le podrían ser útiles.
-Herbolario: ¡Oh! Justo las necesitaba para una medicina. ¿Qué puedo darte por ellas?
-Zeo: Unas cuantas plantas medicinales serán suficientes.
-Herbolario: ¡Dicho y hecho! Aquí las tienes.
-Zeo: Gracias, me vendrán muy bien.
-Herbolario: Gracias a ti por las setas.

Tras esto ambos se despidieron.

Empezó a caer la noche y Zeo finalmente se retiró a su cabaña, allí comenzó a preparar una mochila.

-Zeo: Bien, esto debería bastar para el comienzo... ¡Mañana finalmente saldré de aventura!
En fin, es momento de que me vaya a dormir, le prometí al señor comerciante que estaría allí a primera hora, y debo descansar bien para mi primer día de aventura.

Dicho esto, Zeo se retiró a descansar.

Al día siguiente Zeo, cumpliendo su promesa, fue a visitar al comerciante a primera hora de la mañana.

-Zeo: ¿Ya la tienes?
-Comerciante: Sí, aquí está, la espada hecha a partir de la hoja de Sceptile, Tal y como te prometí.
-Zeo: ¡Vaya! ¡Se ve genial! Aunque... ¿No es un poco ligera?
-Comerciante: Tranquilo, esa es una de las particularidades de las espadas hechas a partir de las hojas de Sceptile. Pese a ser ligera, corta mucho más que la mayoría de espadas hechas con hierro mineral, además al pesar tan poco la puedes blandir con mucha más rapidez que estas. Sin embargo no creo que pueda competir con espadas hechas a partir de acero extraído de pokémon.
-Zeo: A decir verdad intenté también buscar a algún pokémon de tipo acero, pero no parece ser que en el bosque haya ninguno.
-Comerciante: Tampoco creo que hubieses sido rival para ellos con ese machete oxidado tuyo.
-Zeo: Quizás tengas razón. Sin embargo ahora que tengo esta espada podré hacerle frente a cualquier pokémon de los alrededores. Con esto finalmente ya puedo partir de aventura sin nada que temer.
-Comerciante: ¡Exacto! Se me hace raro que tras diecisiete años viéndote casi a diario en esta aldea al final partas.
-Zeo: Tranquilo, seguro que algún día volveré, y os contaré a todos todas mis aventuras
-Comerciante: Eso espero. En fin... No quiero retrasarte más, supongo que esto es un adiós.
-Zeo: Lo dejaré en un "Hasta luego".

Y dicho esto finalmente Zeo partió de su aldea natal.

> > Continuará
« Última modificación: 13 de Enero de 2011, 12:46:04 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #2 en: 16 de Diciembre de 2010, 01:37:10 am »
Capítulo 2: Miku

Ahora nos situamos en una ciudad cercana al bosque, mientras Zeo se preparaba para su viaje. Esta ciudad destaca por sus grandes avances médicos respecto a otras ciudades. Esto es posible ya que a los alumnos se les enseña medicina por encima de las demás cosas. Además, cuando alguien adquiere el título de aprendiz de enfermería se le envía al exterior para que explore el mundo, con la intención de que descubran nuevos elementos útiles para el desarrollo de fármacos. Sin embargo esto no significa que no puedan estudiar otras cosas si así lo desean.

Hoy es el día en el que los alumnos de último curso del instituto de la ciudad finalmente reciben su título.

Dentro del instituto...

-Director: ...Y finalmente aquí tienes tu certificado como aprendiz.
-Alumno: ¡Gracias, señor director!
-Director: Muy bien... pasamos al siguiente de la lista... ¡Miku! ¿Está presente?
-Miku: ¡Aquí estoy señor director!
-Director: Bien, bien... ¡Por haber aprobado el curso satisfactoriamente, te entrego el título que te identifica como aprendiz de enfermera!
-Miku: ¡Gracias señor!
-Director: ... Y Puesto a que además cuentas con 3er Dan en karate, te autorizo para viajar al lugar que prefieras.
-Miku: ¡Gracias señor!
-Director: Bien, ahora pasamos a....

Y así fue como Miku obtuvo su título y el permiso para dirigirse hacia cualquier lugar del continente.

Una vez finalizada la ceremonia de entrega de títulos, Miku se dirigió inmediatamente a preparar su equipaje para el viaje. tras preparar lo imprescindible fue a dar un paseo. Durante este se encontró a un pokémon.

-Miku: ¡Vaya! ¡Un Bidoof! No recuerdo haber leído ningún artículo diciendo que alguien haya intentado usarlos para la medicina...

Y tras decir esto, fue corriendo tras Bidoof, el cual se asustó y huyó hacia un callejón.

-Miku: ¡Bidoof! ¡Sé que estás ahí! ¡Vamos, solo quiero un par de dientes para crear vitaminas de calcio!

De repente, un grupo de pokémons rodeó a Miku.

-Miku: Vaya...  ¿Así que has traído a tus amigos, eh? Debe de haber al menos diez Bidoofs y cuatro Bibarels...

Los pokémon rápidamente se abalanzaron sobre Miku tratando de atacarle.

Al día siguiente Miku finalmente partió de viaje, aunque en la ciudad de lo único que se hablaba era de los catorce pokémon hallados heridos en un callejón.

> > Continuará
« Última modificación: 13 de Enero de 2011, 12:46:22 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #3 en: 19 de Diciembre de 2010, 02:32:23 am »
Capítulo 3: Boa

Nuevamente nos situamos en otro lugar, esta vez un cementerio a unos 2 días de camino desde el bosque. Este cementerio es conocido por la gran cantidad de pokémons fantasma que habitan en él, lo cual usa una tribu de brujas de las cercanías para entrenarse.

Precisamente una de estas brujas está finalizando su entrenamiento en estos momentos...

-???: (Jadeando) Uff... Este es el último....

Delante de la chica se encontraba un Dusclops con aspecto agresivo. Este inmediatamente le lanzó una Bola Sombra.

-???: ¡Evade!

Repentinamente la chica desapareció de la trayectoria del ataque y se colocó tras dusclops.

-???: Y ahora.... ¡MUERE! ¡HOLLOW!

Y tras pronunciar esa palabra apareció un círculo mágico debajo del Dusclops, el cual le absorbió completamente a excepción de su característico ojo.

-???: Y con este van cien... Al fin he cumplido mi objetivo.

La chica se disponía a marcharse cuando, sin previo aviso, tres Dusclops más le atacaron.

-???: Tsk, ahora que ya he acabado se dignan a atacarme. En fin, tendré que deshacerme de ellos...

En ese instante, los tres Dusclops comenzaron a brillar.

-???: ¿Están... evolucionando? ¡Mierda! ¡No me quedan fuerzas para enfrentarme a tres Dusknoir! ¡Será mejor que corra!

Instantáneamente uno de los Dusknoirs apareció frente a ella y le lanzó un puño sombra que le impactó.

-???: Agh... ¡Eso ha dolido! ¡Mejor intento usar la poca fuerza que me queda para escapar! ¡Evade!

Nuevamente apareció en otro punto, esta vez a las puertas del cementerio, sin embargo uno de los Dusknoir ya la esperaba...

-???: Vaya... Parece que han adivinado mis movimientos... No creo que pueda salir de esta...

Dusknoir se preparaba para lanzar el golpe de gracia cuando de repente algo acabó con el.

-???: ¡Jefa!
-Jefa de la tribu: Bien, llegué a tiempo... Veo que estás aún entera, Boa
-Boa: Sí, completé la misión y me disponía a volver, pero estos Dusknoir me entretuvieron.
-Jefa: Bien, ya me encargaré yo de ellos. Mientras ve yendo hacia la aldea.
-Boa: ¡Gracias jefa!

Y finalmente Boa consiguió salir del cementerio mientras su jefa eliminaba a los Dusknoir.

Al día siguiente, la líder de las brujas se reunió con Boa.

-Jefa: Bien- ¿Te encuentras mejor?
-Boa: Sí, ya me he recuperado de las heridas.
-Jefa: Perfecto... Entonces dijiste que ya completaste la misión... ¿Me equivoco?
-Boa: ¡Para nada! ¡Aquí tiene los cien ojos de Dusclops necesarios!
-Jefa: Vaya... ¡Sorprendente! ¡Eso significa que has cumplido la misión de mayoría de edad con solo dieciséis años!
-Boa: Exacto... Por lo tanto estoy autorizada a salir de la aldea hacia y cuando quiera.
-Jefa: ¡Exactamente!
-Boa: Muy bien... ¡Pues me voy!
-Jefa: ¿Cómo? ¿Ya?
-Boa: Sí, lo he decidido.
-Jefa: En fin... Si esa es tu elección solo puedo desearte buena suerte...
-Boa: ¡Gracias! Prometo volver algún día.

Y finalmente Boa se fue de la Aldea.

> > Continuará
« Última modificación: 13 de Enero de 2011, 12:46:37 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #4 en: 06 de Enero de 2011, 04:28:38 am »
Capítulo 4: Rage


Ahora nos encontramos en una isla, situada al sur de la aldea de Zeo, a unos siete días de viaje, en ella unos guardas corren tras un chico.

-Guarda 1: Es el, sin duda,  el chico que atacó a uno de los nuestros.
-Guarda 2: Sí. Según nuestra información su nombre es Rage, y tiene dieciocho años...
-Guarda 1: ¡Esa información no importa ahora, lo que tenemos que hacer es detenerle!
-Guarda 2: ¡Ah! ¡Lo siento! ¡Rage, detente en nombre de la ley!
-Rage: Tsk, que pesados que son estos guardas... Será mejor que me largue de la isla... Creo que cogeré prestada esa embarcación.

Entonces Rage se subió rápidamente a la barca y desató las amarras.

-Guarda 2: ¡Ah! ¡Se escapa!
-Guarda 1: ¡Ya lo veo! ¡pediré refuerzos!

En menos de 2 minutos aparecieron varias embarcaciones con guardas, lo cuales rodearon a Rage.

-Guarda 1: ¡Estás rodeado! ¡Entrégate y no tendremos que recurrir a la fuerza!
-Rage: ¿Entregarme? ¡No tengo tiempo para eso!
-Guarda 1: ¡Entonces recurriremos a la fuerza! ¡Preparados para abrir fuego!
-Guardas: ¡Sí!
-Rage: Tsk, así que queréis hacerlo por la vía difícil...

Entonces Rage sacó una pistola de su cinturón, inmediatamente cogió un cargador de los que tenía en el mismo y lo puso rápidamente en la pistola. Entonces disparó una rápida ráfaga de disparos que impactaron todos en las armas de los guardas, desarmándolos a todos antes de que pudieran reaccionar.

-Guarda 2: Pero que coj...
-Guarda 1: Nos ha dejado en ridículo...
-Rage: ¡Bien! ¡Que os sirva de aviso! ¡Y ahora dejadme marchar o me veré obligado a usar la fuerza para salir!
-Guarda 1: ¡Jamás! ¡Aún tenemos otro as en la manga! ¡Gyarados, ataca!

Entonces apareció un Gyarados enfurecido enfrente de Rage.

-Rage: ¡Asombroso! ¡Han conseguido amaestrar a un Gyarados!
-Guarda 1: ¡Pues claro! ¡Quien te crees que somos!
-Rage: Sin embargo esto no os servirá contra mí.
-Guarda 2: ¡¿Cómo?!

Entonces Rage, mientras esbozaba una sonrisa sacó rápidamente otro de sus cargadores, este tenía un color distinto al anterior, lo puso en su arma y se preparó para disparar.

-Rage: Si me dejáis ir prometo no disparar.
-Guarda 1: ¡Ya te he dicho que jamás te dejaremos marchar! ¡Gyarados, trágate a ese criminal!
-Rage: Bien, si eso es lo que queréis así será...

Y justo cuando la boca del enorme Pokémon estaba a punto de tragarse a Rage este apretó el gatillo, esta vez cuando la bala alcanzó su objetivo lo electrocutó, debilitando así al Pokémon.

-Guarda 1: ¡¿Cómo!?
-Rage: Mis balas son especiales, no solo atraviesan cosas.
-Guarda 2: ¡Tranquilos! ¡No podemos permitir que escape!
-Rage: Que pesados... Creo que me veré obligado a usar mi as en la manga....

Rage volvió a recargar su arma con un cargador diferente.

-Rage: No me gusta tener que usar esto, ya que es difícil de encontrar y solo trae un disparo por cargador... Pero creo que solo así podré salir de aquí.

Rage entonces apuntó hacia una de las embarcaciones de los guardas.

-Rage: Si aprecias tu vida te recomiendo saltar ahora.
-Guarda 3: ¡No pienso retroceder ante ti!
-Rage: Muy bien, tu lo has querido...

Entonces el arma disparó un poderoso rayo de color rojo que hizo explotar la embarcación.

-Rage: Bien. ¡Camino libre!
-Guarda 2: ¡Oh no! ¡Va a escapar!
-Guarda 1: ¡Déjalo! ¿Está bien nuestro compañero?
-Guarda 2: ¡Esta ahí! Está inconsciente y tiene algunas heridas, pero no parece grave.
-Guarda 1: Él apuntó a la embarcación después de todo... Nos retiramos por hoy, acompañad a nuestro compañero al hospital...
-Guardas: ¡Si señor!

Y de esa manera, ante la impotencia de los guardas, Rage se alejaba más y más en el horizonte.

> > Continuará
« Última modificación: 13 de Enero de 2011, 12:46:57 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #5 en: 07 de Enero de 2011, 01:50:15 am »
Capítulo 5: Encuentro

Varios días después, Zeo se encontraba ya en lo más profundo del bosque, pues decidió no apresurarse demasiado para entrenar contra los Pokémon salvajes, en este instante estaba enfrentándose a un fiero Victreebel.

-Zeo: Bien, un corte limpio y lo finalizaré!

Zeo se abalanzó sobre el Pokémon ejecutando un rápido movimiento de espada, pero este desapareció ante sus narices.

-Zeo: Es eso... ¿Doble Equipo? Debe ser miedoso, volveré a intentarlo...

Nuevamente lo intentó, esta vez pareció haberle impactado, pero en lugar del Victreebel encontró un Sustituto

-Zeo: Ya me está hartando este bicho... Intentaré sorprenderle...

Una vez más, fue hacia el Victreebel, el cual volvió a desaparecer en sus narices, entonces Zeo lanzó rápidamente su espada en otra dirección, en la cual reapareció el Pokémon, sorprendiéndolo. Mientras la espada atravesaba al Victrebeel se escuchó un extraño sonido.

-Zeo: ¿Uh? ¿Y ese ruido? No recuerdo haber oído nunca algo así...

Zeo, sin darle más importancia fue a recoger su espada del Pokémon abatido, cuando observó algo extraño.

-Zeo: Que raro.... este Victreebel tiene otro agujero a parte del que le acabo de hacer, mucho más pequeño...
-???: ¡Apártate de ese Pokémon! ¡He gastado un tiro en él y pienso comérmelo!
-Zeo: Tú... Tu cara me suena... Tu nombre era Rage... ¿Cierto? Juraría que te vi en el periódico junto a una recompensa.
-Rage: ¡Tsk! ¿Así que ya tengo una recompensa? ¡Ni que fuera un criminal!
-Zeo: Pues parece ser que si que lo eres, así que te detendré. ¡Aquí y ahora!
-Rage: ¡Vaya, pero si tenemos a un "héroe"! ¿Y tu solito piensas encargarte de mi?
-Zeo: ¡No deberías subestimar a quien no conoces!

Ambos esbozaron una sonrisa en su rostro al encontrarse frente a un rival que pretendía hacerle frente, tras unos segundos de silencio comenzaron a pelear.

-Rage: ¡Toma esto!

Rage, como en las ocasiones anteriores, sacó rápidamente su arma y la recargó rápidamente, disparando entonces una ráfaga de disparos.

-Zeo: ¿Crees que por atacar a distancia puedes ser mejor que yo?

Zeo blandió su espada a tal velocidad que no podría ser vista por un ojo inexperto. Con increíble destreza logró desviar o cortar todas las balas.

-Rage: ¿Pero que demonios...?
-Zeo: ¡Te lo dije! ¡Ahora es mi turno!

Zeo lanzó su espada hacia Rage, al igual que hizo contra Victreebel, pero Rage la esquivó con sorprendente facilidad. Sin embargo solo era una maniobra de distracción por parte de Zeo, el cual corrió hacia el y le golpeó en el brazo, desarmándolo.

-Zeo: ¿Y bien? ¿Que te ha parecido, criminal?
-Rage: No está mal, aunque preferiría que no me llamaras así...
-Zeo: Bien. ¿Entonces lo dejamos en tablas?
-Rage: ¿Que pasa? ¿No sabes pelear sin tu cuchillito?
-Zeo: ¿Con que eso quieres, eh?

Ambos se disponían a seguir con su batalla cuando repentinamente el suelo comenzó a temblar.

-Zeo: ¿Que está pasando? ¡Nunca antes hubo ningún terremoto aquí!
-Rage: No... Esto no es obra de la naturaleza... ¡Algo está saliendo del suelo!

Entonces una gran mole apareció de repente

-Zeo: ¿Que... es... eso?
-Rage: Nunca había visto uno de ese tamaño...
-Zeo: Es... ¿Un Tangrowth?
-Rage: Eso parece... ¡Pero este mide diez veces más que uno normal!
-Zeo: ¿Y por que algo así saldría del suelo?
-Rage: ¡No hay tiempo para preguntarse esas cosas! ¡Debemos derrotarlo antes de que dañe a alguien! ¡Ya dejaremos nuestra pelea para más tarde!
-Zeo: Vaya... ¿El criminal se preocupa del bienestar de la gente? ¡Que sorpresa!
-Rage: ¡No te pongas irónico y coge tu arma!
-Zeo: Vale, vale, ya voy....

Ambos empuñaron sus armas y se prepararon para derrotar al enorme monstruo.

> > Continuará
« Última modificación: 13 de Enero de 2011, 12:47:12 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #6 en: 09 de Enero de 2011, 03:44:54 am »
Capítulo 6: Vs Tangrowth

Ambos chicos observaron la gran mole durante unos instantes, mientras esta les devolvía la mirada.

-Zeo: No hay duda, pretende atacarnos.
-Rage: ¡Entonces le atacaremos antes nosotros!
-Zeo: De todas formas... ¿Los disparos de tu pistolita no son demasiado enanos para algo así?
-Rage: ¿No dijiste tu antes que no debías de subestimar a nadie? ¡Además, mi pistola no solo dispara balas!
-Zeo: ¿Que quieres decir con eso?
-Rage: ¡Pues esto! ¡Observa!

Rage, efectuando su ya habitual movimiento, recargó su arma con uno de sus cartuchos y disparó varias veces al Tangrowth, en diferentes partes de su cuerpo.

-Zeo: ¿Que debo observar? No veo que haya surtido efecto...
-Rage: Espera...
-Zeo: Tangrowth no parece que vaya a dejarnos esperar. ¡Acabas de cabrearlo!

El colosal y enfurecido Pokémon se preparó para lanzar un ataque a nuestros protagonistas, sin embargo, justo antes de lanzarlo comenzó a arder espontáneamente.

-Rage: ¡Ahí lo tienes!
-Zeo: ¿¡Como demonios has hecho eso!?
-Rage: Ya habrá tiempo para explicaciones, ahora aprovecha para cortarle unos cuantos tentáculos.
-Zeo: Tsk, ¿Desde cuando me das ordenes? En fin, allá voy...

Mientras Tangrowth se aporreaba para intentar apagarse las llamas, Zeo desenfundó su hoja de Sceptile y corrió hacia el Pokémon. Tras cortarle unos cuantos tentáculos este entró en razón y lo cogió con una de sus extremidades, pero entonces Rage disparó hacia el enorme brazo, haciendo que Tangrowth se viese obligado a soltar a Zeo.

-Rage: ¡Ja! Ahora me debes una.

Sin dar a los chicos tiempo a reaccionar el gigantesco monstruo agarró a Rage con la extremidad que aún tenía sana, pero entonces Zeo apareció repentinamente y la cortó.

-Zeo: ¡Deuda saldada!

Aunque parecía que la victoria iba a ser para los chicos, algo raro comenzó a ocurrir...

-Rage: ¿Que hace?
-Zeo: Regeneración1...
-Rage: ¿¡Va a curarse!?
-Zeo: No... ¡Ya lo ha conseguido!


Y nuevamente, Zeo y Rage tenían ante el a la bestia como al comienzo del combate, como si nada le hubiera pasado.

-Rage: ¡Mierda! ¿¡Todo esto no ha servido de nada!?
-Zeo: Por lo visto, tendremos que acabar con él antes de que vuelva a curarse...

Inmediatamente Tangrowth, aprovechando que estaba sano de nuevo, cogió a ambos chicos con sus extremidades, de forma que esta vez no pudieran cubrirse mutuamente.

-Rage: Vaya, si hasta tiene algo de inteligencia esta cosa...
-Zeo: Esto no es para nada bueno...

Y mientras el Pokémon elevaba a ambos iban disminuyendo sus esperanzas de salir con victoriosos... Pero el destino no había dicho su última palabra y algo apareció entre los árboles. Una sombra se movió a una tremendísima velocidad hacia la frente de Tangrowth, cuando ésta impactó, el Pokémon fue elevado dos metros en el aire, cayendo después y liberando a ambos muchachos.

-Zeo: ¿Qu-que.... ha pasado?
-Rage: ¿¡Que cosa tiene la fuerza suficiente para elevar a ese monstruo de un golpe!?
-???: ¡Servidora! Aunque no me gusta que me llamen "cosa".
-Rage: ¿Una chica? ¡Oh, lo que me faltaba!
-Zeo: Supongo que lo mínimo que puedo hacer es darte las gracias.... Por cierto, ¿Cual es tu nombre?
-???: Llámame Miku. ¿Y vosotros sois?
-Zeo: Yo soy Zeo, y este tío con mala pinta es Rage. Yo de tí no me fiaría mucho de él.
-Rage: Creo que te dije que dejases el tema...
-Zeo: En fin... ¿Como es que llegaste aquí?
-Miku: Obvio, esa cosa se veía desde lejos.
-Zeo: Cierto, no se me ocurrió...
-Rage: ¡No es momento de seguir con la charla, se está levantando!
-Miku: ¡¿Qué!? ¿creí haberle dado en un punto vital!
-Rage: Tal vez tu golpe no fue lo suficientemente fuerte para acabar con la bestia...

Tangrowth, ya en un estado de furia absoluta, lanzó un latigazo hacia donde estaban los 3 jóvenes, pero todos tuvieron reflejos para esquivarlo a tiempo. El pokémon siguió con sus ataques, obligándoles a esquivar contínuamente sus ataques.

-Zeo: A este paso nos cansaremos sin hacerle nada...
-Rage: Necesitamos un cebo.
-Miku: ¿Como puedes decir algo así? ¿Piensas sacrificar a uno de nosotros? ¡¿Que eres, un criminal!?
-Zeo: ¡Ja! ¡Lo ha clavado!
-Rage: (Ya me han tachado de por vida...)
-???: ¡Poison Fire!

El ataque, de proveniencia desconocida, golpeó al Tangrowth de extraña manera, quemándolo y envenenándolo al mismo tiempo.

-Rage: (¡Cebo encontrado!)
-Zeo: ¿Fuego venenoso? ¿Es eso posible?
-Rage: Lo es, para una bruja.
-Zeo: ¿Bruja?
-Rage: Allí, en lo alto de aquel árbol.

Allí estaba Boa, quien también acudió a la batalla.

-Boa: ¡Marchaos, ahora que podéis!
-Rage: Muy lista la brujita, aprovecha que le hemos estado pegando una paliza al monstruo durante media hora y pretende quedarse el mérito.
-Boa: No... Yo no pretendía...
-Miku: Déjala, no creo que nunca haya tenido intención de eso...

El Tangrowth rápidamente detectó la ubicación de la bruja y le lanzó un rápido latigazo que no tuvo tiempo a esquivar.

-Miku: ¡Oh, mierda!
-Rage: ¡Maldición, nos distraímos!
-Zeo: ¡Le ha dado de lleno!
-Miku: Difícilmente sobrevivirá, no creo que nadie haya recibido un golpe así antes...
-Zeo: ¡No digas eso ahora! ¡Vamos a centrarnos en el Tangrowth, luego la atenderemos!

Sin embargo el Pokémon ya no se preocupaba ni por su propio bienestar, lo único que tenia en mente era acabar con sus enemigos. Repentinamente comenzó a brillar.

-Zeo: ¡Mierda! ¡Apartaos! ¡Si os da eso no saldréis de aquí!
-Miku: ¿Que.. está haciendo?
-Rage: Rayo Solar, pretende usar la energía que capta del sol a través de sus células para dispararla. Con un tamaño como el suyo va a ser un ataque brutal...

Todos corrieron en diferentes direcciones cuando Tangrowth lanzó su ataque, sin embargo no contaban con que su rango de alcance era demasiado amplio y éste alcanzó a Miku.

-Zeo: ¡Miku!
-Rage: Otra menos... A este paso acabará con nosotros también... ¡Está bien! ¡No quería usar esa munición por que solo tengo un disparo, pero no veo otra alternativa!
-Zeo: ¿De que hablas?
-Rage: Ahora verás...

Rage colocó otro cargador en su pistola, del mismo color que el que usó contra la embarcación del guarda, pero más grande. En menos de tres segundos apuntó a la gran masa y apretó el gatillo. El rayo esta vez era más grande y desprendía un brillo blanco.

-Rage: ¡MUERE!

Sin embargo en ese instante Tangrowth desapareció ante sus narices.

-Rage: !¿Que!? ¡¿Donde está!?
-Zeo: Rage... Mira arriba...
-Rage: ¡¿Cómo es posible que un monstruo de ese tamaño pueda saltar tanto!?
-Zeo: ¡No lo sé, pero te recomiendo correr!

Ambos se dispersaron en diferentes direcciones, pero el Tangrowth logró aterrizar enfrente de Rage. Sin dudarlo ni un instante lo cogió y lo elevó rápidamente, hasta que su brazo estuvo estirado del todo. Entonces lo lanzó directamente contra el suelo desde una altura de unos veinte metros.

-Zeo: ¡Rage! ¡Mierda! ¡Si no hubiese huído no le habría cogido!

El Pokémon ahora centró su mira en el último de sus atacantes, dispuesto a acabar con él.

-Zeo: Ahora... Solo quedo yo... Pero no voy a permitir que salgas de este bosque... Acabaré contigo... ¡Ahora!

Zeo corrió hacia el Tangrowth con todas sus fuerzas, empuñando firmemente la espada. Saltó hacia un árbol, y de este a otro, y así sucesivamente para ganar altura mientras los latigazos le perseguían. Cuando llegó a la altura ideal saltó hacia la frente de el coloso, con la espada por delante. Sin embargo el Pokémon dió un paso hacia atrás al ver las intenciones del chico y se preparó para lanzarle un ataque mortal.

-Zeo: A este paso el me golpeará antes... ¿Sin embargo aún tengo esa baza!

Zeo lanzó su espada hacia la frente del Tangrowth, como hizo anteriormente con el Victreebel. Al mismo tiempo el Pokémon lanzó su ataque, un potentísimo Lluevehojas el cual Zeo no podría esquivar.

-Zeo: ¡Ugh! ¡Eso me va a doler! Espero que la espada al menos llegue a donde he apuntado... Si no recuerdo mal Miku dijo que era un punto vital...

Finalmente, mientras Zeo recibía el ataque, la espada impactó en el blanco, aunque Tangrowth no caía debilitado... Finalmente Zeo quedó inconsciente...

-???: ¡Bah! ¡Que poco han durado! Y pensar que me tomé tantas molestias en ellos...

> > Continuará





1. Regeneración: Nueva habilidad de Tangrowth de quinta generación obtenible a través del Mundo Sueño, en el juego recupera 1/3 de vida cada vez que el Pokémon entra en combate
« Última modificación: 13 de Enero de 2011, 12:47:32 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #7 en: 13 de Enero de 2011, 09:26:02 pm »
Capítulo 7: Guerra

-Zeo: Ugh... ¿Que... ha pasado? ¿Donde estoy?

Zeo se hallaba en una cama, malherido. Tras ejecutar un gran esfuerzo consiguió ver un poco lo que había a su alrededor.

-Zeo: Ya recuerdo... Me hice estas heridas luchando contra ese Tangrowth gigantesco... ¿Pero por que estoy en una cama? ¿Acaso alguien me ha encontrado y me ha traído aquí? ¿Y de ser así, donde están los otros chicos que combatieron conmigo?
-Rage: Vaya, no esperaba que fueras a echarme de menos.
-Zeo: Ugh, me arrepiento de lo dicho.

Rage se encontraba en la misma habitación, en otra cama, puesto a que él también sufrió graves heridas.

-Zeo: ¿Sabes como hemos acabado aquí?
-Rage: Ni idea, pero con estas heridas no creo que podamos averiguar mucho por nuestra cuenta.
-Zeo: ¿Y las otras dos chicas, sabes algo?
-Rage: Están allí, en la otra punta, si levantas un poco la cabeza las verás. Aún no han despertado.
-Zeo: Vaya... Me alegro de que estemos todos bien.
-Rage: Aún es pronto, probablemente nuestro "anfitrión" haya salido a trabajar o a hacer sus quehaceres, creo que habría que descansar.
-Zeo: Si... Puede que tengas razón...

Ambos durmieron hasta el mediodía, cuando despertaron Miku y Boa ya estaban conscientes.

-???: Vaya, parece que ya están todos conscientes.
-???: Entonces parece que ya es hora de contárselo.
-???: De acuerdo, empezaré yo.

-Miku: ¿Quien habla? ¿Quienes sois?
-Boa: Detecto una fuerte energía psíquica.
-Rage: ¿Enemigos? ¡No podemos luchar ahora, y menos contra tres a la vez!
-Zeo: Tranquilízate, no tienen intenciones hostiles.
-Rage: ¿Como lo sabes?
-Zeo: Creo que han sido ellos quienes nos han traído a esta cabaña.
-???: Sí, así es. Permítenos presentarnos. Yo soy Uxie.
-???: Yo Azelf.
-???: Y yo Mesprit.

Finalmente los tres sujetos salieron a la luz.

-Zeo: ¿Pokémon?
-Rage: ¿Pokémon que hablan?
-Boa: Técnicamente no hablan, se comunican telepáticamente.
-Miku: ¿Sois vosotros los Pokémon Legendarios que representan los sentimientos?
-Azelf: Justo, nosotros representamos el valor...
-Mesprit: ... Las emociones...
-Uxie: ... Y la sabiduría.
-Zeo: ¿Sois vosotros quienes nos salvasteis? Si es así, muchas gracias.
-Mesprit: No os salvamos exactamente, solo os trajimos aquí.
-Zeo: Entonces... ¿Qué pasó con el Tangrowth que nos derrotó?
-Uxie: Es cierto que caísteis inconscientes, pero yo no diría que os derrotó.
-Zeo: ¿Que quieres decir?
-Uxie: Tangrowth cayó justo después de que perdieras el conocimiento, el último ataque que le lanzaste resultó ser mortal.
-Zeo: Vaya... así que Miku tenía razón después de todo, era un punto vital.
-Miku: Evidentemente, por algo soy aprendiz de enfermera.
-Rage: ¿Enfermera? No te pega mucho con los golpes que enchufas.
-Miku: ¿Que quieres decir?
-Rage: Pues eso. ¿Acaso hay más enfermeras capaz de levantar más de mil doscientos quilos con un puñetazo?
-Azelf: Bueno, ya discutiréis más tarde, a decir verdad si nos hemos molestado en traeros aquí es para pediros algo.
-Rage: Oh, y yo que pensaba que os preocupabais por nosotros y ahora resulta que nos salvasteis por vuestros propios motivos... ¡Me largo!

Rage, sin dudarlo un momento se levantó de la cama y comenzó a andar hacia la salida.

-Uxie: ¡¿Pero qué...!?
-Mesprit: ¡Se ha levantado!
-Uxie: ¡Pero si con esas heridas no debería de ser capaz ni de poner un pie en el suelo!
-Azelf: ¡De aquí no sale nadie hasta que no terminemos!

Azelf lanzó una Onda Trueno a Rage, impidiendo que siguiera avanzando. En ese momento Zeo también se levantó y empuñó su espada.

-Zeo: ¿Por que le has atacado?
-Uxie: ¿Este también es capaz de levantarse?
-Azelf: Tranquilo, solo lo he inmovilizado, no le he herido. Por favor, escuchad lo que tenemos que decir.
-Miku: Dice la verdad Zeo, Rage no ha sufrido daños
-Zeo: ... Está bien, escucharemos.
-Mesprit: Bien, pese a que hayamos dicho que queríamos pediros algo a decir verdad esto os afecta más a vosotros que a nosotros.
-Miku: ¿A que te refieres?
-Uxie: ¿Habéis oído hablar de la gran guerra que tuvo lugar hace ochocientos setenta y cuatro años?
-Miku: ¿Te refieres a la Gran Guerra de Arceus?
-Uxie: Sí, a la última de ellas.
-Zeo: ¿Ellas? ¿Han habido más?
-Uxie: Sí, pero para aquel entonces los humanos aún no poseían el don de la lengua.
-Mesprit: El caso es que finalmente Arceus ha vuelto a perder la confianza en los humanos.
-Rage: ¡Espera, espera, espera! ¡¿Eso significa que habrá otra guerra como la de antaño?!
-Azelf: De hecho, ya ha empezado.

> > Continuará
« Última modificación: 15 de Enero de 2011, 11:59:36 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #8 en: 16 de Enero de 2011, 01:35:16 pm »

Capítulo 8: Misión

Unos segundos de silencio llenaron el ambiente, hasta que por fin los chicos reaccionaron.

-Zeo: ¡¿Qué?!
-Miku: ¡No es posible!
-Rage: Vaya, esto se pone interesante...
-Boa: Sabía que había algo raro en el ambiente...
-Zeo: ¿El Tangrowth del otro día tiene algo que ver?
-Uxie: Sí. Ese anormal agrandamiento solo puede ser obra de Arceus.
-Miku: ¿No podría ser una enfermedad genética o un superdesarrollo dado por ciertas condiciones?
-Uxie: No, ya que cuando lo derrotasteis volvió a su tamaño normal, aunque claro, no pudisteis verlo.
-Zeo: ¿Y por qué apareció en ese mismo instante? ¿Y por qué apareció bajo nosotros?
-Azelf: Porque erais su objetivo.

Otro instante de silencio rodeó la sala.

-Zeo: ¡¿Cómo?! ¡¿Por qué?!
-Mesprit: Porque os tiene miedo.
-Rage: ¿Miedo? ¿Dios puede tener miedo?
-Uxie: Sí, ya que vosotros cuatro, y sólo vosotros cuatro, juntos tenéis las cualidades para hacerle frente.
-Azelf: Sin embargo, sois demasiado débiles para ello en este momento.
-Mesprit: Pero tenéis un punto a favor. Arceus aún no se ha recuperado de su letargo, es por eso que usó a un Pokémon de la zona para atacaros.
-Zeo: No tiene sentido...
-Miku: ¿A que te refieres?
-Zeo: La guerra se supone que se causó por que los humanos usábamos a los Pokémon para nuestros propios fines... ¡Sin embargo Arceus está haciendo lo mismo!
-Mesprit: De hecho... Arceus parece distinto a cómo era antes...
-Azelf: Creo que ha llegado la hora de revelaros nuestra intención.
-Uxie: Como ya hemos dicho antes, sois los únicos que, con mucho entrenamiento, podrían dar frente a Arceus.
-Mesprit: Sin embargo ahora no estáis a ese nivel.
-Azelf: Es por eso que solo se nos ocurre una forma de acabar con la guerra.
-Mesprit: Vosotros cuatro deberéis partir de viaje en busca de Mew.
-Miku: Mew... ¿El Pokémon que puso fin a la anterior guerra?
-Uxie: Exacto.
-Zeo: Un momento. ¿Nosotros cuatro? ¡Yo no pienso ir al lado de un criminal!
-Mesprit: Tranquilo, el no hirió al guarda conscientemente, al menos al primero.
-Rage: Espera. ¿Cómo sabes eso?
-Boa: Lectura mental. Cualquier Pokémon Psíquico que se precie debería ser capaz de hacerlo.
-Mesprit: Tal y como ha dicho Boa, podemos leer la mente.
-Rage: Y si queréis encontrar a Mew... ¿Por qué no vais vosotros mismos?
-Uxie: Arceus es Dios. Puede simplemente borrarnos del mapa sin ningún esfuerzo.
-Zeo: ¿No puede hacernos lo mismo a nosotros?
-Uxie: No. Arceus no tiene ese tipo de control sobre los humanos.
-Miku: No lo entiendo... ¿Por qué tiene total control sobre los Pokémon y no lo tiene sobre los humanos?
-Uxie: Esto es debido a que los humanos originalmente vinieron de otro mundo.
-Zeo: Otro... ¿Mundo?
-Uxie: Así es. Existen un número ilimitado de mundos paralelos que conviven con el nuestro.
-Mesprit: Normalmente las fronteras entre mundos están bloqueadas gracias al poder que sus respectivos dioses generan.
-Azelf: Sin embargo el Dios del mundo originario de los humanos no lo hizo. Por esa razón se pueden hallar humanos en muchos de esos mundos.
-Uxie: Pese a ésto, normalmente cuando una especie pasa a otro mundo al cabo del tiempo se acaba fusionando con este, siendo a partir de ese momento perteneciente al mundo en el que habita.
-Mesprit: Sin embargo, esto nunca ha pasado con la raza humana.
-Miku: ¿Y en que nos ayuda ser originarios de otro mundo?
-Uxie: Fácil. Arceus es el Dios de este mundo, es por ello no puede controlar totalmente a lo que no proviene de este.
-Zeo: Bien, entonces si no he entendido mal sólo nosotros cuatro tenemos el poder suficiente para buscar a Mew para que detenga la guerra como hizo la otra vez.
-Uxie: Exacto.
-Zeo: Sin embargo, nosotros no somos humanos modelo, también hemos usado a los Pokémon a nuestro antojo, una muestra de ello es mi espada. ¿De verdad creéis que si encontramos a Mew detendrá la guerra?
-Uxie: No te preocupes, lo tengo todo planeado.
-Azelf: Creo que es hora de que me vaya a buscar "eso".
-Mesprit: Sí, nosotros nos haremos cargo de la situación aquí.
-Azelf: Muy bien, entonces partiré ya.
-Zeo: ¿Que es lo que va a buscar?
-Uxie: Tranquilo, lo revelaremos cuando sea el momento.
-Mesprit: De momento descansad, no podéis partir con esas heridas.
-Uxie: La ronda de preguntas acabó por hoy.

Uxie usó Bostezo sobre cada uno de los chicos para asegurarse que dormirían.

-Mesprit: ¿Crees que podrán hacerle frente a "él"?
-Uxie: Con algo de suerte tal vez se muestre comprensivo y no deban luchar.
-Mesprit: No creo que ser comprensivo esté en su naturaleza, y menos si se trata de humanos.
-Uxie: Entonces deberán fortalecerse por el camino.

> > Continuará





-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #9 en: 02 de Febrero de 2011, 01:30:01 am »
Capítulo 9: Valor

Pasaron tres días hasta que los chicos se recuperaron.

-Zeo: Bien, ya estamos listos.
-Uxie: Aún no estáis a pleno rendimiento. Además, tenéis que esperar a que vuelva Azelf igualmente. Deberías de rehabilitaros poco a poco y conoceros algo mejor mutuamente.


Siguiendo el consejo de Uxie los cuatro esperaron pacientemente hasta que al fin llegó Azelf dos días después.

-Azelf: Bien, ya los traigo.
-Miku: ¿Y que es lo que traes exactamente?
-Uxie: Es algo indispensable para el éxito de esta misión.
-Rage: Un momento, aún no he dicho que vaya a aceptarla.
-Mesprit: Cierto, ninguno de vosotros la ha aceptado aún.
-Uxie: Pensad que no es solo por que os lo pidamos nosotros.
-Mesprit: Es por el bien de los humanos, también de vosotros cuatro.
-Uxie: Y probablemente... También del mundo.
-Zeo: ¿Qué?
-Uxie: Olvídalo, solo era un mal presentimiento.
-Rage: Al caso. ¿Y si nos negamos?
-Azelf: En ese caso... ¡No tendría más remedio que eliminaros yo mismo!

Mientras Azelf dijo eso, su rostro se tornó terrorífico. Sus ojos se abrieron completamente y sus pupilas se contrajeron hasta parecer solo un penetrante punto, transmitiendo a los muchachos una sensación de miedo que no habían experimentado antes.

-Rage: ¿Qué demonios?
-Zeo: Por alguna razón, siento como si no pudiéramos ganarle en un combate.
-Miku: ¿Nos podrías dar unos minutos para decidirlo?
-Azelf: Claro, no veo ningún problema.

El trío de Pokémon se retiró para que los chicos hablasen en privado.

-Rage: ¡¿Y por qué tenemos que hacer lo que digan esos Pokémon?!
-Miku: Creo que deberíamos aceptar, a fin de cuentas nos acata más a nosotros que a ellos.
-Zeo: ¿Realmente había necesidad de amenazarnos?
-Boa: El hizo lo que creía mejor. No es un mal Pokémon, puedo detectarlo.

Pasaron un tiempo más reflexionando sobre su situación, hasta que finalmente salieron.

-Azelf: ¿Y bien?
-Zeo: ... ¡Aceptaremos!
-Mesprit: ¡Me alegra oír eso!
-Rage: Pero no creáis que vamos a aceptar cualquier cosa que pidáis.
-Miku: Y ahora, si no es mucha molestia... ¿Podrías decirnos que fuiste a buscar?
-Azelf: Sí, parece que ya ha llegado la hora... Bien, como dijo Zeo anteriormente, vosotros no sois precisamente unos ejemplos a seguir.
-Uxie: Es por eso que tramamos un plan para conseguir que Mew os escuche.
-Azelf: Y a raíz de ese plan he tenido que salir a buscar esto.

Azelf reveló finalmente lo que traía consigo. Se trataban de las ya conocidas para nosotros Pokéball.

-Zeo: ¿Unas pelotas rojiblancas?
-Boa: Por alguna razón... Siento un poder que fluye de su interior...
-Azelf: Ahora que finalmente habéis reunido el valor necesario para emprender la misión debo haceros entrega de su contenido.

Azelf abrió las Pokéballs.

-Rage: ¡¿Han salido Pokémon de su interior!?
-Zeo: ¡¿Qué demonios es eso!?
-Miku: ¡¿Algún tipo de brujería!?
-Boa: No, no lo es. Tanto ese extraño objeto como los Pokémon de su interior provienen de otro mundo.
-Azelf: Así es. Estos son Gallade, Magmortar, Mienshao y Mismagius. A partir de hoy serán vuestros compañeros de viaje.
-Rage: ¿Pretendes que nos paseemos por ahí con Pokémon? ¡La gente creerá que somos monstruos!
-Azelf: Probablemente, estáis más cerca de ser monstruos que de ser humanos.
-Rage: ¡¿Cómo?!
-Azelf: ¿Es que acaso no es obvio? Sois más fuertes que la mayoría de humanos sin apenas experiencia, esto lo demuestra vuestra batalla contra Tangrowth. Además, especialmente a Rage y a Zeo os gusta pelear, disfrutasteis con la batalla. Y por si fuera poco, todos tenéis una gran energía oscura dormida en vuestro interior, mayor incluso que a la de Pokémon poderosos de tipo Siniestro y Fantasma.
-Boa: Un momento, yo puedo detectar la energía oscura. Si eso fuese verdad ¿Por qué no detecto la nuestra?
-Uxie: Por que sólo detectas la energía latente, aún necesitas mucho entrenamiento para detectar la dormida. Ymás aún para detectar la oculta.
-Boa: ¿Oculta?
-Uxie: Sí. Los Pokémon más poderosos pueden reducir su energía oscura y mostrarla solo en batalla, ahorrando así la fuerza que necesita desprenderla y ocultando su presencia a otros.
-Zeo: Bueno... Por lo menos tenemos esos aparatos para guardar a los Pokémon. Si los llevamos dentro tal vez se los podamos ocultar a los demás humanos...
-Azelf: Lamentándolo mucho, las Pokéball se desintegrarán en breve. Atravesar las fronteras no es nada fácil y cuesta mucha energía. Debido a eso tuve que usar todo mi poder para que yo y los Pokémon pudiésemos atravesar la frontera, por lo que no tenía suficiente energía como para protegerlas.
-Zeo: Entiendo... Creo...
-Miku: ¿Pero... Por qué nos dáis estos Pokémon?
-Azelf: Como decíamos antes, forma parte de nuestro plan para que Mew os escuche.
-Uxie: De por sí Mew jamás escucharía a unos humanos como vosotros.
-Mesprit: Pero si le demostráis que podéis ser amigos de los Pokémon probablemente cambie de parecer.
-Azelf: Por lo tanto decidimos que lo mejor sería que os acompañasen Pokémon durante vuestro viaje.
-Mesprit: Sin embargo, no queríamos que Arceus los eliminara.
-Uxie: Así que los trajimos de otro mundo para que no tuviese control sobre ellos.
-Azelf: Recordad que estos Pokémon no son vuestras armas, no son objetos, ni tampoco esclavos. Son vuestros amigos, y si se lo demostráis lucharán a vuestro lado cualquier batalla.
-Zeo: Entonces supongo que no queda otra... ¡Muy bien, andando!
-Miku: ¿Ya quieres irte?
-Rage: Hemos perdido demasiado tiempo aquí, en una guerra como esta cada segundo cuenta.
-Boa: Es cierto, hay una energía hacia el este creciendo continuamente.
-Azelf: Sí, en esa dirección se encuentra Arceus. Debéis apresuraros.
-Miku: Bien. ¿Dónde deberíamos ir primero?
-Uxie: Al norte de la región se encuentra una ciudad situada entre la cordillera de montañas heladas. Además de ser la ciudad con la mayor biblioteca de la región es un sitio al que a Mew le gustaba frecuentar, por lo que es muy posible que encontréis información allí.
-Zeo: ¿Información? Si podéis detectar energías, ¿Por qué no nos deciís donde está Mew directamente?
-Uxie: Mew desapareció tras la anterior guerra sin dejar rastro, ninguno de los tres sabemos donde está.
-Rage: Pues ya es mala suerte...
-Zeo: Bien, quedándonos aquí no arreglaremos nada. ¡Andando!

Justo cuando iban a partir, se escuchó un extraño sonido en el ambiente.

-Zeo: ¿Qué es eso?
-Azelf: Tranquilo, a veces el aire ejecuta una resonancia extraña al pasar entre las hojas de este lugar.
-Rage: Menos mal, creí que serían enemigos...

Finalmente, ante este menor incidente el grupo decidió marchar junto a sus Pokémon acompañantes. Mientras tanto el trío de Pokémon Legendarios los observaba desde su posición.

-Azelf: Finalmente, parece que el destino me llama.
-Mesprit: ¡¿Estás seguro de que quieres hacer eso!?
-Uxie: Mesprit, sabes que es algo que Azelf debe hacer.
-Azelf: Además, soy el Pokémon Valor. ¿Cómo quedaría mi título si me acobardara de mi destino?
-Mesprit: Entiendo...
-Azelf: Bien, llegó la hora... Cuidad de ellos.
-Uxie: Tranquilo, lo haremos.

Azelf se despidió de los otros dos Pokémon y se marchó.

???: ¡Juas! ¡Si se han recuperado del Tangrowth! ¡Parece que mi plan vuelve a estar en marcha! ¡Muahahahaha!

Fin de la introducción


> > Continuará


« Última modificación: 02 de Febrero de 2011, 01:40:08 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #10 en: 13 de Febrero de 2011, 04:10:41 am »
Primer viaje

Capítulo 10: Engaño

Los días pasaban y el grupo avanzaba hacia el norte sin ningún tipo de problema. Aún no se habían encontrado con ningún percance como el del Tangrowth, ni tampoco tuvieron que vérselas con humanos, ya que aún les quedaba dos días de recorrido para llegar a la ciudad más cercana. Como ya era algo tarde, decidieron detenerse a reposar fuerzas.

-Zeo: Os parece bien que nos quedemos aquí?
-Miku: Por mi está bien. Parece que a Mienshao también le gusta este sitio.
-Rage: Bruja, ¿detectas algo extraño?
-Boa: No, parece que todo está en orden (y no me llames bruja, tengo un nombre)...
-Rage: Bien, en ese caso iré con Magmortar a cazar algo para la cena.
-Zeo: Procura que no se te queme como la última vez, criminal.
-Rage: ¡Oh! ¡Habló el espadachín! La ultima vez que cazaste tú lo cortaste de tal manera que era imposible separar la carne de los huesos.
-Miku: ¡Se acabó! ¡Iré yo y punto! Zeo, corta la madera. Y tú, Rage, recoge agua para ponerla a hervir. Boa, tu quédate vigilando el campamento.
-Rage: ¿Y ahora tengo que hacer caso a la curandera? Tsk, vaya pérdida de tiempo.

Sin decir nada más, Rage se fué a buscar el agua.

-Miku: Me preguntaba... ¿Rage realmente quiere venir con nosotros?
-Zeo: No te preocupes por él, es del tipo de persona que siempre hace lo que le viene en gana.
-Miku: Pero aún así... No parece que se haya integrado bien en el grupo...
-Boa: Tranquila, Rage es una persona fuerte, pero no cruel. Estoy segura de que será de mucha ayuda.
-Zeo: Sí. Deberías dejar de preocuparte por él e ir a cazar. A fin de cuentas, si no hay comida no podremos cocinar.
-Miku: Sí, mejor me pongo en marcha.

Miku se alejó junto a Mienshao para cazar algo.

-Zeo: Boa, pese a lo que has dicho... ¿Realmente crees que Rage es un buen integrante para el grupo?
-Boa: Sí, como he dicho será de mucha ayuda para el grupo.
-Zeo: Pero... ¿Personalmente?
-Boa: Creo que aún es demasiado pronto como para juzgarle. Aunque sea un poco rudo, aún no hemos visto su potencial como compañero.
-Zeo: Ciertamente... En fin, creo que es hora de que me vaya a por la leña.

Zeo se fue junto a Gallade hacia una arbolada que había hacia el este.

Pasaron unas cuantas horas hasta que Zeo consiguió suficiente madera, necesaria no solo para hacer una hoguera, también para un refugio. Finalmente decidió regresar a donde estaba Boa. Sin embargo, al llegar se encontró una desagradable sorpresa. Boa y Mismagius estaban en el suelo inconscientes.

-Zeo: ¡Boa! ¡¿Qué ha pasado!?

Boa, a duras penas consiguió recuperar el sentido.

-Boa: (jadeando) Vete... Está detrás de ti...
-Zeo: ¿Qué? ¿Quién?

Zeo se giró inmediatamente. Detrás suyo vió a un gran Pokémon.

-Zeo: ¡¿Cómo no lo he visto antes?! ¡¿Quién eres?!
-Boa: Es... Ar...Ar...¡Arceus!
-Zeo: ¡¿Cómo?! ¡¿No se supone que estaba demasiado débil?! ¡¿Qué demonios hace él aquí!?

Efectivamente, se trataba de Arceus, el Dios Pokémon. Sin mediar palabra lanzó un ataque contra Zeo el cual le impactó.

-Zeo: Mierda... Aún no somos rivales para él... Y encima no estamos todos... ¡Sin embargo, no debo rendirme!

Zeo se levantó tras el ataque del Pokémon, preparado para combatir contra él. Por suerte en ese momento también llegó Miku.

-Miku: ¿Quién es ese?
-Zeo: Según parece, la razón de nuestro viaje.
-Miku: ¿Quieres decir que él es... ?
-Zeo: Sí, el que inició esta guerra. Arceus.
-Miku: ¡¿Pero por qué está aquí?!
-Zeo: Yo también me lo pregunto, pero ahora no es el momento. ¡Debemos luchar!
-Miku: ¡Entonces le atacaré junto a Mienshao!

Miku y Mienshao se abalanzaron contra Arceus y ambos le propinaron un golpe. Sin embargo cuando sus puños impactaron comenzaron a ser absorbidos por el Pokémon.

-Miku: ¡¿Eh?! ¡¿Qué está pasando?!
-Zeo: ¡Voy a ayudaros!
-Rage: ¡Ya me encargo yo!
-Zeo: ¿Rage?

Rage, quien acababa de llegar se unió a la pelea. Sacó su arma rápidamente y disparó al Pokémon Alpha. Sin embargo, para sorpresa de todos, las balas le atravesaron sin más.

-Rage: ¡¿Qué?! ¡¿Por qué?!
-Zeo: ¡No hay tiempo preguntarse nada, ahora actuaré yo! ¡Vamos Gallade!

Zeo, junto a su acompañante, Gallade, propinó un ataque cortante al Dios Pokémon, el cual lo cortó en dos.

-Zeo: ¿Ya se terminó?
-Rage: ¿Tanto problema para esto?

Entonces, ambas mitades de Arceus empezaron a reaccionar. Cada mitad regeneró su parte faltante, habiendo ahora dos Arceus, pero más pequeños.

-Zeo: ¡¿Qué demonios es esto?!
-Rage: Por lo menos la curandera ha conseguido liberarse.
-Miku: Gracias por preguntarme si estoy bien, un detalle.
-Rage: No tenemos tiempo de preocuparnos por minucias como esas ahora.
-Zeo: ¿Como podemos combatirlos ahora?
-Rage: Ya has visto que ni los puños ni las balas sirven contra él, y los cortes solo harán que aparezcan más. Si la bruja estuviese en condiciones de luchar tal vez podría hacer algo.
-Zeo: ¿Y no se os ocurre nada?
-Rage: Si. Tengo un plan.
-Zeo: ¿Y a qué esperas para contarlo?
-Rage: Sigue cortándolo.
-Zeo: ¿Uh? Pero eso hará que aparezcan más...
-Rage: ¡Sólo hazlo!

Zeo, siguiendo los consejos de Rage, se lanzó a por ambos Pokémon. Pese a ser dos, su poder parecía también ser menor, así que no costaba mucho más combatirlos, además Miku y Rage le cubrían las espaldas. Consiguió cortarlos una, y otra, y otra, y otra vez y aún así, sólo aparecían Arceus cada vez más pequeños y difíciles de golpear.

-Zeo: ¡Rage, esto no parece funcionar!
-Rage: ¡Tranquilo! ¡Ya es el momento de acabarlos! ¡Intenta agruparlos!
-Zeo: Eso es fácil de decir... ¡Gallade! ¿Crees que puedes ayudar de alguna manera?

Gallade, pese a que le llevó un gran esfuerzo, consiguió bloquear a todos los diminutos Arceus usando Mal De Ojo.

-Zeo: ¡Gran trabajo¡ ¿Así está bien?
-Rage: Sí, ahora solo necesito usar mi bala especial reforzada contra esos diminutos Arceus. ¡Magmortar! ¡Combina tu fuego con mi disparo!

Rage sacó su cargador y recargó el arma. Tras concentrarse para no dejar a ningún Pokémon fuera de la onda expansiva disparó. En ese momento Magmortar lanzó un lanzallamas que se combinó con el disparo, dándole más potencia y radio. Finalmente el disparo golpeó a todos los Arceus.

-Rage: Y aquí acaba el combate.
-Miku: Uff. Ha sido duro, pero nada comparado a lo que me esperaba de Arceus.
-Rage: Espera... ¿Eso se supone que era Arcues? ¡Vaya birria!
-Zeo: Bueno... Deberías estar feliz por que todo ha terminado.
-Rage: Pensé que me enfrentaría a un Pokémon realmente fuerte, pero este apenas ha durado media hora.
-Miku: ¡Esperad! ¡Aún hay movimiento por aquí!
-Zeo: ¿Qué?

Microscópicas esferas comenzaron a moverse hacia un punto, reagrupándose todas allí y tomando de nuevo una forma.

-Zeo ¿Va a aparecer otra vez?
-Miku: ¿Es que no se puede acabar con él?
-Rage: Tsk, no debería haber gastado esa munición tan rápido.
-Zeo: Espera... ¿La forma que está tomando no es algo rara?
-Miku: Sí... No se parece en nada al Pokémon de antes.

Finalmente, el Pokémon reveló su auténtica forma.

-Rage: Ahora me siento humillado...
-Zeo: Ese Arceus... Nos ha engañado completamente y se ha divertido a nuestra costa...
-Miku: Al final... Era un mísero Ditto...
-Rage: Propongo destrozarlo...
-Miku: Realmente no creo que él tenga la culpa... Además, dudo que nos vuelva a dar problemas.
-Rage: ¿En que te basas para decir eso?
-Miku: Bueno... Ditto necesita ver aquello en lo que se transforma. Así que no debería haber problemas...
-Zeo: ¿Cómo se transformó antes entonces?
-Miku: Seguramente Arceus haya usado parte de su poder para transportarlo a su guarida, obligarle a transformarse en él y transportarlo hasta aquí...
-Zeo: Sí, de esa manera cuadra todo...
-Miku: Ahora que todo está en orden, voy a atender a Boa y Mismagius. Pese a todo ellos solos no podrían haber hecho gran cosa...
-Zeo: De acuerdo. Entonces iré a cocinar la cena mientras...
-Rage: Como me encuentre algún día con el Arceus de verdad me lo cargo... ¡Y tú, monstruo deforme! ¡Vete ya si no quieres que te desintegre!

Tras los gritos de Rage, Ditto se fue asustado al ver que no podía combatir en su forma actual.

-Rage: ¡Tsk! ¡Me voy a dar un paseo! Además, tiré el agua al combatir, así que debo de ir a por más igualmente.

Rage se marchó mientras Zeo preparaba la cena y Miku atendía a Boa. Cuando llegó al fin la cena estaba lista y Boa parecía encontrarse mejor. Tras cenar, todos se fueron a dormir exhaustos.

> > Continuará
« Última modificación: 03 de Marzo de 2011, 12:11:59 am por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #11 en: 23 de Febrero de 2011, 01:27:28 am »
Capítulo 11: Rivalidad

La noche finalizó y con ello, comenzó un nuevo día.

-Zeo: *Bostezo* ¿Ya es de día?
-Rage: Sí, deberíais aprender a despertaros antes.
-Zeo: Rage... Desde que emprendimos nuestro viaje cada día has sido siempre el último en irte a dormir y primero en despertarte... ¿Cómo lo consigues?
-Rage: Es una habilidad que me ha costado mucho desarrollar. ¿Quién te crees que soy?
-Miku: Verás, Zeo. Hay personas que debido a su metabolismo, necesitan menos horas para dormir por naturaleza. Para Rage cada hora de descanso equivalen a dos de una persona normal.
-Rage: ¿Tenías que despertarte justamente para contradecir lo que digo?
-Miku: ¡No es culpa mía que intentes engañar a la gente!
-Zeo: Cambiando de tema... Miku. ¿Cómo está Boa?
-Miku: Sigue durmiendo. Sus heridas no son graves y podremos continuar cuando despierte, pero debe descansar.
-Zeo: En ese caso entrenaré un poco junto a Gallade. ¡Así seremos más fuertes para nuestro próximo enemigo!
-Miku: La verdad, preferiría que no tuviésemos más enemigos.
-Rage: Viendo la situación en la que estamos, creo que eso será imposible.En fin... Yo iré a dar una vuelta por los alrededores.
-Miku: En ese caso me tocará a mi cuidar de Boa... No os alejéis demasiado, podrían volver a atacarnos.
-Zeo: Tranquila, estaré al lado del río.
-Rage: Si viene algún enemigo vendré a patearle, no sufras. Magmortar, puedes venir si quieres.

Ambos chicos y sus respectivos Pokémon se fueron en direcciones opuestas. Pasaron un par de horas hasta que Boa finalmente despertó.

-Boa: Buenos días Miku.
-Miku: ¡Buenos días Boa! ¿Te encuentras ya mejor?
-Boa: Sí, ya se me han curado las heridas, podemos partir de inmediato.
-Miku: Comeremos algo y seguiremos nuestro viaje, aunque primero hay que avisar a los chicos.
-Boa: ¿Dónde están?
-Miku: Zeo fue a entrenar al lado del río y Rage fue a dar una vuelta por los alrededores.
-Boa: Entonces ve tú a por Zeo. Usaré mis poderes para encontrar antes a Rage.
-Miku: ¿Está bien que los uses ya?
-Boa: Tranquila, la búsqueda de personas apenas gasta energía en un rango tan pequeño.
-Miku: Bien, entonces te lo dejo a ti.
-Boa: Cuenta con ello.

Y así ambas salieron en búsqueda de los chicos. A Boa no le costó mucho encontrar a Rage, el cual parecía estar entrenando. Decidió observarlo un poco antes de llamarle.

-Rage: ... No soy capaz...
-Boa: (Lleva... ¿Dos pistolas? ¡Nunca le he visto luchar con dos armas a la vez!)
-Rage: ... Me sigue fallando la recarga... Al usar dos armas es demasiado lenta... Si uso este estilo de combate en mitad de la batalla me matarán cuando intente recargar...
-Boa: (¿Así que por eso nunca ha usado ambas pistolas?
-Rage: Sin embargo... ¿Merecerá la pena el aumento en potencia? ¡No! ¡Un pistolero necesita velocidad! ¡Recuerda lo que te enseñaron!
-Boa: (¿Enseñanza? ¿Se refiere a algún tipo de maestro?)
-Rage: ¡Así el maldito espadachín me acabará pasando la mano por la cara!
-Boa: (Espadachín... Creo que se refiere a Zeo... ¿Pero por qué?
-Rage: Lo dejaré por hoy... ¡Bruja! ¡No hace falta que me avises! Te oí llegar.
-Boa: Vaya, y yo pensando que era buena ocultándome. (Y deja de llamarme bruja...)
-Rage: Si estás aquí significa que te encuentras bien, volvamos al campamento.

Boa y Rage volvieron, casi sin dirigirse la palabra.

Mientras tanto, Miku finalmente encontró a Zeo. Al igual que Boa, le pareció más divertido ver que hacía antes de avisarle.

-Zeo: ¡Vamos Gallade! ¡No te contengas por ser yo, sigue luchando!
-Miku: (¿Está luchando contra Gallade? ¿Por qué?)

Zeo y Gallade peleaban a gran nivel. La espada del chico chocaba contra las cuchillas que salían de los codos del Pokémon. Ninguno parecía dispuesto a rendirse. Entonces Gallade bloqueó un ataque de Zeo y pudo hacer que bajase la guardia durante una fracción de segundo, lo que aprovechó para golpearle con el puño y alejarlo.

-Zeo: Ugh... ¡Eso duele!

Mientras Zeo trataba de levantarse Gallade lanzó un Psico-Corte. El chico pudo esquivarlo por los pelos.

-Zeo: ¡¿Un ataque cortante a distancia?! ¡Debo aprender a hacer eso! ¡De esa manera podré superar a ese maldito criminal!
-Miku: (Creí que Zeo moriría en ese ataque.... Aunque... ¿Criminal? ¿Habla de Rage?)
-Zeo: ¡Aún no he dicho mi última palabra Gallade!

Zeo se lanzó contra Gallade con toda su fuerza. Gallade se preparó usando Danza Espada y a continuación comenzó a cargar una Cuchillada. Justo cuando iban a chocar ambos ataques Miku interrumpió.

-Miku: ¡PARAD!
-Zeo: Oh, hola Miku.
-Miku: ¡¿Que demonios hacéis peleando?!
-Zeo: ¿Pelear? Solo estábamos entrenando.
-Miku: Esto no parecía un entrenamiento. ¡Parecía que acabaríais matándoos!
-Zeo: Evidentemente. ¡Solo se mejora realmente en un entrenamiento si das lo mejor de tí!
-Miku: Creo que has llevado esa afirmación demasiado al extremo...
-Zeo: ¡Oh vamos, tampoco será para tanto!
-Miku: Zeo... ¿Por que no das un vistazo a tu alrededor?
-Zeo: Eh... ¿Qué hay de mal en él?
-Miku: Pues que antes aquí había árboles. ¡Os los habéis cargado todos en la pelea!
-Zeo: ¡Vaya, parece que tenías razón! Parece que si nos pasamos un poco... *Risas*
-Miku: Desde luego, no tenéis remedio...
-Zeo: Por cierto... Si has venido supongo que será por que Boa ha despertado. ¿Se encuentra bien?
-Miku: Si, de hecho ha ido a buscar a Rage. Volvamos al campamento, probablemente ya estén esperándonos.
-Zeo: ¡Bien, vamos allá!

Dicho esto, Zeo y Miku se dirigieron también al campamento.

Una vez allí aprovecharon las sobras del día anterior para comer y partieron de viaje de nuevo en cuanto acabaron.

-Miku: Hoy deberíamos llegar por fin a nuestra primera parada en el camino, una ciudad que hay algo más adelante. Allí podremos preguntar hacia dónde debemos dirigirnos.
-Zeo: Entonces iremos rápido. ¡Gallade! ¡Iremos corriendo, así entrenaremos más!

Zeo y Gallade se largaron corriendo.

-Rage: ¡Tsk, como si fuese a dejar que ese me supere!

Inmediatamente después Rage también se fue corriendo. Magmortar a duras penas le seguía.

-Miku: ¡Eh, esperad! ¿A dónde creéis que vais? ¡Mienshao, Boa, Mismagius, no podemos alejarnos mucho! ¡Estaremos en peligro si nos atacan!

Acto seguido comenzaron a correr también. Mientras corrían Boa le dirigió la palabra a Miku.

-Boa: Oye, Miku... ¿No son Rage y Zeo demasiado... competitivos?
-Miku: No es nada extraño. Los hombres por naturaleza tienden a rivalizarse con otros.
-Boa: ¿Entonces se ven como rivales?
-Miku: Seguramente sí, así sea. Sin embargo este tipo de rivalidad acaba generando grandes lazos de amistad.
-Boa: ¿Quieres decir? No parecen muy amigos que digamos...
-Miku: Sí. Dónde más puede observarse esto es en la batalla. ¿Sabes? Durante el combate contra ese Ditto ellos colaboraron sin pensarlo, a Rage se le ocurrió un plan y Zeo siguió sus instrucciones sin desconfiar en él. Gracias a eso pudimos derrotarlo.
-Boa: Ojalá hubiese podido verlo...
-Miku: Seguro que tendrás más ocasiones de verlos luchar.
-Boa: No sé si alegrarme de ello...

En ese instante, terminaron la conversación.

Aproximadamente dos horas después se comenzaba a visualizar la ciudad. Los chicos, que no habían parado de correr, comenzaron a detenerse.

-Zeo: (jadeando) Ah... ¡Bien hecho Gallade! Aunque al final nos adelantara Rage.
-Rage: (jadeando) ¡Pues claro,  estoy a un nivel superior al vuestro!
-Zeo: ¿Dónde has dejado a Magmortar?
-Rage: Se quedó a medio camino, supongo que vendrá con las chicas.
-Zeo: Bien... Descansemos un poco antes de que lleguen...
-Rage: ... No parece que sea posible...
-Zeo: ¿Que dices?
-Rage: Mira hacia la ciudad...
-Zeo: Vaya... hay muchos rivales esta vez...

Un gigantesco número de Pokémon se acercaba a Rage, Gallade y Zeo desde la ciudad.

-Rage: Si te pican esos Beedrill te va a doler.
-Zeo: ¡No hacía falta que me lo dijeras!
-Rage: Se me ocurre un juego...
-Zeo: Que casualidad, a mí también...
(Ambos): El que elimine más... ¡Gana!

Y así, Zeo y Rage, con una sonrisa se lanzaron contra el aluvión de Pokémon.

> > Continuará



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #12 en: 13 de Marzo de 2011, 02:21:09 am »

Capítulo 12: Veneno

-Zeo: ¡Malditos bichos! ¡¿No se acaban nunca?!
-Rage: ¿Sólo te has cargado veinte y ya te quejas? ¡Yo ya llevo treinta y dos!
-Zeo: Para tu información, llevo veintiséis. ¡Y no pienso dejar que me superes!

Zeo rápidamente se movió hacia un pelotón de Beedrill mientras blandía su espada. Con tan sólo tres ataques logró cortar a siete Pokémon.

-Zeo: ¡Ja! ¿Que te parece? ¡Ahora llevo treinta y tres!

Rage miró fijamente hacia Zeo y disparó su arma. La bala pasó casi rozando al chico e impactó en un Beedrill que había detrás suyo.

-Rage: Empatados. No deberías celebrar las cosas antes de terminarlas.
-Zeo: ¡Podrías haberme dado!
-Rage: O podría haberme quedado quieto observando como ese insecto te mataba.
-Zeo: ... ¡Tch!

Sin dirigirle la palabra a Rage, Zeo siguió atacando.

Mientras tanto, Boa y Miku seguían en camino, ya que perdieron a los chicos de vista y decidieron andar tranquilamente hasta llegar a la ciudad.

-Miku: A estas alturas esos dos ya habrán llegado...
-Boa: Pues yo no pienso correr por que a ellos les dé la gana. ¡Que se esperen!
-Miku: Si... Deberíamos disfrutar más de los pocos momentos de tranquilidad que tenemos...
-Boa: Quizás esa tranquilidad se acabe de romper. ¡Se acerca algo!

Un Pokémon se acercó lentamente volando hacia Boa y Miku. Cuando estaba enfrente de ellas murió.

-Boa: Es un Beedrill...
-Miku: Tiene un ala cortada, parece un corte limpio. Pero lo que le ha matado ha sido este agujero que tiene en el abdomen. Me parece increíble que haya llegado hasta aquí. ¿Por que habrá venido?
-Boa: Huía de el rival que le ha hecho esas heridas. Mejor dicho, los rivales.
-Miku: ¿Los rivales? ¿Cómo sabes eso?
-Boa: La herida de el ala parece hecha por un arma cortante, como una espada. Mientras tanto, la del abdomen parece hecha con un proyectil. ¿No te recuerda eso a alguien?
-Miku: ¡Zeo y Rage! ¡¿Eso significa que están luchando?!
-Boa: Tal parece.
-Miku: ¡Debemos de ir a ayudarles!
-Boa: Sí. ¡Vamos!

Las chicas y sus Pokémon comenzaron a correr en dirección a la ciudad.

Mientras tanto, Rage, Zeo y Gallade seguían combatiendo contra los Beedrill.

-Zeo: Aff... Sesenta y siete... ¡Y siguen apareciendo!
-Rage: ¡¿Qué?! ¿Que llevas cinco más que yo? ¡No pienso dejar que me ganes!

Rage finalmente decidió ponerse serio y cambió la munición de su arma.

-Rage: Esta munición es ideal para atacar a varios objetivos cercanos. ¡Me alegra el poder probarla al fin!

Rage colocó el cartucho en el arma y apuntó cuidadosamente hacia un Beedrill que estaba rodeado de varios más. Cuando la bala impactó, ésta explotó dañando a un gran número de enemigos.

-Zeo: Vaya... eso debe de haber eliminado a doce Beedrills por lo menos...
-Rage: Espera. ¡Esto aún no ha terminado!

Del interior de la explosión salieron varias esferas metálicas, las cuales explotaron al impactar contra un objetivo.

-Rage: Veinticuatro menos. Ya llevo Ochenta y seis. Lástima que no tenga más disparos de esos.
-Zeo: ¡Tsk! ¡No voy a dejar que me superes!

Y así, ambos continuaron peleando.
Mientras tanto, Miku, Boa y sus Pokémon, las cuales se dirigían lo más rápido posible a Rage y Zeo se encontraron algo por el camino.

-Miku: ¡Eh! ¡Ahí hay un pokémon!
-Boa: Parece el Magmortar de Rage.
-Miku: ¿Espera, significa eso que solo están Rage, Zeo y Gallade peleando?
-Boa: Sí. Seguro que esos idiotas dejaron al pobre Magmortar detrás, ya que no pudo seguir su ritmo.
-Miku: En fin, no creo que le cueste seguir el nuestro... ¡Magmortar, síguenos, rápido!

Y así continuaron corriendo durante otro rato, hasta que finalmente se acercaban a la ciudad.

-Boa: Ya estamos cerca. Noto el olor a lucha desde aquí.
-Miku: ¡Solo un poco más!
-Boa: ¡Ahí están!

Boa y Miku pudieron visualizar a Zeo, Rage y Gallade a lo lejos. Estaban solos y no les rodeaba ningún enemigo. Entonces fue cuando se fijaron en el suelo.

-Boa: Increíble...
-Miku: Esto es aterrador...

En el suelo había cientos de cadáveres de Beedrill. La tierra se tornó verde por los fluidos de los insectos. Realmente era una masacre.

-Miku: ¡Boa, no te acerques! ¡Todo el suelo está recubierto de fluidos venenosos! ¡Sólo con pisarlo podrías intoxicarte!
-Boa: ¡Entonces debemos de sacar de ahí a Rage, Zeo y Gallade! ¡Mismagius! Ya que puedes levitar... ¿Podrías intentar traerlos?
-Miku: Me sorprende que esos tres aún sigan en pie... ¡Zeo! ¡Rage! ¡Gallade! ¡Quedaros quietos, enseguida prepararé el botiquín!

Rage y Zeo estaban quietos. Sus prendas y su piel estaban salpicadas hasta arriba del fluido de los insectos. Sin embargo ellos sonreían de una extraña manera.

-Zeo: Dos... Dos cientos setenta...  Y cuatro...
-Rage: Me... Me temo que hemos empatado...
-Zeo: Me temo que no... Gallade ha... Ha matado a dos cientos setenta y cinco...
-Rage: ¿Desde cuando entraba ese bicho en nuestra competición?
-Zeo: ¿No recuerdas lo que nos dijeron los Pokémon Legendarios? Ellos... Deben ser uno más del equipo...
-Rage: Vaya... un incordio....
-Zeo: Me temo.... que no puedo aguantar más de pie...

Zeo se desmayó en ese instante. Gallade, el cual tenía mala cara, también se desmayó poco después.

-Rage: Que... patéticos...

Entonces Rage también cayó.

-Boa: ¡Miku! ¡Se han desmayado!
-Miku: ¡Tráemelos, rápido!
-Boa: ¡Vamos Mismagius, contamos contigo!

Finalmente Mismagius pudo llevarlos uno a uno hasta donde estaban Miku, Boa y Mienshao. Miku les dió rápidamente el tratamiento necesario.

-Miku: Mismagius, a ti también te ha rozado un poco de veneno. Por suerte no es nada grave. Se te pasará descansando.
-Boa: ¿Cómo están ellos?
-Miku: Realmente han estado muy expuestos al veneno. Además de haber sido salpicados por los fluidos presentan varias picaduras de Beedrill. Otras personas hubiesen muerto hace horas, pero con ellos es diferente. Parece como si... Como si su cuerpo les empujara a curarse.... Casi como si se regenerasen... En el caso de Gallade, parece que ha sufrido menos daños, así que tampoco le costará recuperarse.
-Boa: ¿Cuánto tiempo les va a llevar la recuperación?
-Miku: Eso depende de ellos...
-Boa: Oye... ¿Estará bien la ciudad habiendo tenido este ataque tan cerca?
-Miku: Las luces están encendidas, así que todo parece normal. De todas formas no nos acercaremos hasta que se recuperen, podrían llegar a atacarnos... Ten en cuenta que Rage a los ojos de la gente es un criminal y las brujas no estáis muy bien vistas en la sociedad... Además, llevamos Pokémon con nosotros, si se han dado cuenta del inicio de la guerra nos tomarán por enemigos.
-Boa: Sí, tienes razón... Intentaré buscar algo para la cena, sigue cuidando de ellos...
-Miku: Dalo por hecho.

Tras esto Boa se alejó a buscar comida. Volvió media hora después con algunos frutos y cenó junto a Miku, Mienshao, Magmortar y Mismagius. Finalmente se fueron a dormir al ver que no podían hacer nada más por los chicos, pero formando guardias por si les pasaba algo.

> > Continuará



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #13 en: 05 de Abril de 2011, 08:39:45 pm »
Capítulo 13: Herejía

Una nueva mañana despertó tras el incidente del día anterior. Miku comenzaba a despertarse.

-Miku: Vaya... Creo que me quedé dormida haciendo guardia anoche...
-Rage: Sí, ya veo que no puedo dejarle la guardia a nadie.
-Miku: Sí, sin duda eres el mejor para las guardias, Rage.... ¡¿RAGE?! ¡¿Que haces levantado?!
-Rage: ¿No es obvio? Me harté de estar tumbado, así que decidí levantarme. Parece que Zeo también pensó lo mismo. Salió con Gallade y Magmortar hace un par de horas.
-Miku: ¡¿Pero en que estáis pensando!? ¡Debéis reposar!
-Boa: Con tanto grito no se puede dormir... ¡Oh! Veo que ya estás bien, Rage.
-Rage: Sí, gracias por preocuparte, bruja.
-Boa: ...
-Miku: A todo esto, es raro que Zeo se haya llevado también a Magmortar con él...
-Rage: Debido al veneno de los Beedrill su espada ha quedado inutilizada. Si se tratara de una espada normal de acero no le hubiese pasado nada, pero al estar fabricada a partir de hojas de Sceptile ha quedado muy dañada.
-Miku: Vaya, entonces está desarmado... Eso nos perjudica bastante...

En ese instante, Zeo regresó a donde se encontraban los demás.

-Zeo: Oh, veo que ya se han despertado Boa y Miku.
-Rage: Sí, parece que a la curandera no le ha hecho mucha gracia que nos levantemos.
-Miku: ¡¿Pero como quiere que me haga gracia!? ¡¿Y si hubieseis empeorado!?
-Rage: La cuestión es que ya nos encontramos bien.
-Miku: Cosa que no puedo explicarme...
-Zeo: En fin, ¿alguien quiere comer algo? Lamento no haber podido cazar nada, pero he traído algunas frutas que he encontrado.
-Miku: Cierto, ya nos ha explicado Rage el estado de tu espada. ¿Que piensas hacer?
-Zeo: Supongo que no tengo más remedio que conseguir otra...
-Miku: En ese caso en cuanto comamos iremos a la ciudad. Aprovecharemos para buscar información de nuestro destino.
-Zeo: ¡Bien, espero encontrar una buena armería!

Los chicos y los Pokémon se dispusieron a comer, todos excepto Rage, el cual se iba.

-Miku: Rage, ¿dónde vas?
-Rage: Lo siento, una comida sin carne no es una comida. Me temo que me iré a cazar algo para mí. Vosotros id a la ciudad cuando terminéis, todos sabemos que yo os causaría problemas.
-Zeo: Oh vamos, no seas así. ¿Vas a dejar que eso te impida disfrutar?
-Boa: Me temo que Rage tiene razón, Zeo. Yo también debería quedarme.
-Zeo: ¿Pero por que?
-Miku: Rage es reconocido a los ojos públicos como un criminal, mientras que Boa es una bruja, algo que asusta un poco a la gente de ciudad. No sólo ellos, tampoco podrán venir los Pokémon.
-Zeo: Realmente no me gusta esa idea.
-Boa: Será lo mejor, te guste o no.
-Zeo: En fin... Si no hay más remedio...

Mientras Rage se largaba, los demás continuaron comiendo. Cuando finalmente terminaron, Miku y Zeo se prepararon para ir hacia la ciudad.

-Boa: Si ocurre algo os haré una señal.
-Miku: Bien, Mienshao, Gallade y Mismagius estarán contigo por si necesitas ayuda. En cuanto terminemos vendremos hacia aquí.
-Boa: Bien, espero que a Rage tampoco le pase nada.
-Zeo: Tranquila, siendo él seguro que estará bien incluso si le pasa algo.
-Boa: Sí, la verdad es que tienes razón.
-Miku: En fin, nos vamos.

Y así Zeo y Miku se adentraron en la ciudad.

-Zeo: ¡Vaya, está muy llena de vida! Sigo pensando que deberían haber venido...
-Miku: No le des más vueltas y vamos a terminar lo que hemos venido a hacer.
-Zeo: ¡Bien, entonces me voy corriendo a la armería!

Zeo se largó con prisas a buscar una armería por toda la ciudad.

-Miku: ... Entonces supongo que me queda buscar información sobre nuestro destino a mí sola...

Mientras Miku buscaba información por la ciudad, Zeo finalmente encontró lo la armería.

-Zeo: Me pregunto si tendrán buenas armas aquí... ¡¿Hola?!
-Armero: Buenos días joven. ¿Desea algo?
-Zeo: Sí. Mi espada ha sufrido daños irreparables, así que necesito otra urgentemente. ¿Cuales me puede ofrecer?
-Armero: Bien, como verá tenemos numerosas espadas de diferentes tamaños y aceros. Le recomiendo especialmente esta, fabricada con acero de Aggron. ¡Pruebe a empuñarla!
-Zeo: Hmm... ¿Acaso quieres que me maten?
-Armero: ¡¿Perdón?!
-Zeo: Esta espada es demasiado rígida y pesada. Es muy difícil de maniobrar y sus movimientos son demasiado lentos. ¿En serio no tiene nada mejor?
-Armero: Vaya... Veo que se le da bien... ¡En ese caso le enseñaré las mejores armas, que guardo exclusivamente en la trastienda para gente experimentada!
-Zeo: Vamos, que esta las tiene aquí para timar a los insensatos.
-Armero: No exactamente.... En fin... ¡Pase de una vez a la trastienda!

El armero condujo a Zeo a la trastienda. Las armas de ese lugar no tenían ni punto de comparación con las que había en el exterior. Tras mucho ojear Zeo finalmente se decidió por una.

-Zeo: ¡Esta me gusta! ¡Su resistencia es superior y es muy liviana! ¡Con una espada así podré derrotar a muchos rivales!
-Armero: ¡Gran elección! Es una espada fabricada con genuino acero de las alas de Skarmory, Pokémon muy resistente. Al ser de sus alas, es más ligero que el acero del resto de su cuerpo, para volar así aplicando un menor esfuerzo.
-Zeo: Bien, en ese caso me la llevaré.
-Armero: ¡Excelente! ¡Entonces llegó la hora de efectuar el pago!
-Zeo: ¡Bien, puedo ofrecerle una gran cantidad de partes de Pokémon!
-Armero: Espera... ¿No traes dinero?
-Zeo: ¿Dinero? ¿Es alguna clase de invento de ciudad?
-Armero: Así que ni siquiera sabes lo que es... En ese caso me temo que no puedo darte la espada...
-Zeo: ¡¿Cómo?! ¿De verdad no puede aceptar nada de lo que llevo como pago? ¡Necesito la espada urgentemente!
-Armero: En fin, si insistes... ¿Podrías dejarme un momento tu antigua espada?
-Zeo: Sí,  ¿por que no? Aquí la tiene.
-Armero: Vaya... Nunca había visto una espada fabricada a partir de hojas... Y a pesar de ello parece que era una gran espada... ¡Muy bien chico, te dejo esa espada si a cambio tu me das esta!
-Zeo: ¿En serio? ¡Gracias! Pero... Esa espada está totalmente dañada... ¿Que piensa hacer con ella?
-Armero: Intentar aprender a forjar otra igual. ¡La sabiduría es el pago suficiente!
-Zeo: De acuerdo, supongo que el viejo mercader de mi pueblo se enfadaría, pero creo que acabaría entendiendo mi situación... En fin, tengo más cosas que hacer. ¡Adiós!

Zeo salió de la tienda rápidamente.

-Armero: Vaya, este chico parecía tener un gran dominio con la espada... Pero aún no ha aprendido a extraer los elementos de las armas fabricadas con materiales de Pokémon... Si pudiese hacerlo esta espada no estaría así...

El armero empuñó con fuerza la espada fabricada con hojas de Sceptile...

-Armero: ¡Síntesis!

En ese instante, la espada emitió una luz verdosa. A los pocos segundos se regeneró totalmente.

Cuando Zeo salió a la calle, se encontró algo inesperado. Había una gran multitud colocada en los extremos de una calle. La gente gritaba continuamente.

-Ciudadanos: ¡Larga vida al Rey Leo! ¡Viva nuestro Rey!
-Zeo: ¿Qué demonios pasa aquí? ¿Es una especie de celebración?
-Ciudadanos: ¡Larga vida al Rey Leo! ¡Viva nuestro Rey!
-Zeo: Hmm... ¿Rey? Si es un rey supongo que sabrá algo de el lugar al que debemos ir... ¡Bien, allá voy!

Zeo, sin pensárselo dos veces se plantó en medio de la multitud, enfrente de aquel al que aclamaban.

-Zeo: ¿Leo, verdad? Si de verdad eres un rey entonces supongo que podrás responderme.
-Guardia 1: ¡¿Cómo te atreves a dirigirte así al Gran Rey Leo!?
-Guardia 2: ¡Que insolencia!
-Rey Leo: Deteneros guardias, sólo intenta preguntarme algo, no veo razón para atacarle.
-Guardias: ¡Sí, Su Majestad!
-Rey Leo: Está bien, puedes preguntar, chico.
-Zeo: Gracias. Estoy buscando una ciudad que se haya al norte, la cual dicen que posee la mayor biblioteca de la región. ¿Conoce más información acerca de esta ciudad?
-Rey Leo: Sin duda debe referirse a la capital de mi imperio. Se haya en la cima de las montañas heladas.
-Zeo: ¿No es un sitio un poco inaccesible para una ciudad?
-Guardia 1: ¡¿Cómo osas?! ¡Está claro que debe estar en un sitio elevado! ¡Si no fuese así nuestros enemigos nos acribillarían!
-Zeo: ¿Enemigos? ¿Que clase de enemigos?
-Guardia 2: ¿Acaso no lo sabes? ¡Pues los bárbaros que se encuentran al oeste! ¡Llevamos décadas luchando contra ellos!
-Zeo: ¿Entonces estáis en guerra con ellos?
-Guardia 3: Sí, precisamente por ello estamos aquí, para celebrar nuestra última victoria.
-Zeo: ¡Pero no es momento de tener guerra entre humanos! ¡Hay un asunto más importante del que encargarse!
-Rey Leo: Perdona chico... ¿A qué asunto te refieres?
-Zeo: ¡Pues a la guerra contra Arceus! ¡Está planeando terminar con todos los humanos!

Instantáneamente el ambiente se llenó de un gran silencio. La gente no podía asimilar lo que Zeo acababa de decir. Finalmente reaccionaron.

-Ciudadanos: ¡HEREJE!
-Rey Leo: Y pensar que parecías un buen chico... ¡Guardias, a por él!
-Zeo: ¿Pero se puede saber que os pasa a todos?
-Miku: ¡Zeo! ¡Sal de ahí inmediatamente!
-Zeo: Ah, Miku. ¡Ahí estabas!
-Guardias: ¡Le habla a alguien! ¡Tiene un aliado entre el público! ¡Buscadle!
-Boa: Mismagius, Tinieblas.

Todo se cubrió de oscuridad. Boa, quien lo observó todo escondida en un tejado consiguió despistar a los guardias.

-Boa: Miku, Zeo, por aquí.
-Zeo: ¿Boa? Vaya, me alegra que hayas venido al final.
-Miku: ¿A quien se le ocurre dirigirse así a un rey?
-Boa: Dejad de hablar y corred, podrían seguiros a partir de vuestras voces.

Finalmente, cuando se disipó la oscuridad, tanto Zeo como Miku ya no estaban entre la multitud.

-Guardia 1: Me temo que han escapado señor...
-Rey Leo: ¡Maldición! ¡Poned una orden de captura sobre ese chico!
-Guardias: ¡Sí, Su Majestad!

Mientras tanto, Zeo, Miku, Boa y Mismagius volvieron al campamento.

-Rage: Vaya, veo que habéis vuelto. ¿Habéis obtenido lo que buscábamos?
-Miku: Sí, pero me temo que a un alto precio.
-Rage: ¿Que quieres decir?
-Zeo: Me temo que la he fastidiado, jajaja.
-Miku: ¿Pero cómo te ries después de lo que has hecho?
-Boa: Parece que nos hemos ganado más enemigos.
-Rage: En fin, yo ya estoy acostumbrado a ello....
-Miku: Creo que deberíamos irnos antes de que nos encuentren.
-Zeo: Bien, ahora ya sabemos exactamente hacia donde ir. ¡Andando!
-Miku: Pero como lo haremos para entrar en la capital después de lo que has hecho?
-Zeo: Eso lo decidiremos cuando hayamos llegado. ¡Vamos!

Y así, los chicos partieron de nuevo en busca de cumplir su objetivo



> > Continuará

« Última modificación: 06 de Abril de 2011, 04:09:35 pm por -Anthony- »



-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #14 en: 17 de Abril de 2011, 03:06:45 am »

Capítulo 14: Justicia

Cuando por fin consiguieron alejarse de la ciudad, los chicos aprovecharon un instante para reponer fuerzas.

-Zeo: Aún no entiendo que demonios le pasaba a ese tipo...
-Miku: Sea lo que sea, ahora te considera su enemigo, no creo que podamos volver a pasear tranquilamente...
-Rage: Pero bueno... ¿Podéis decirme exactamente que pasó?
-Miku: Por lo visto durante nuestra estancia en la ciudad se estaba celebrando la última victoria de un tal Rey Leo sobre otro pueblo al que llamaron "los bárbaros del este"...
-Zeo: Entonces fue cuando le dije que era estúpido luchar contra humanos y que el enemigo actual es Arceus, en ese momento se enfadó y me acusó de herejía...
-Rage: Y con razón...
-Zeo: ¿Te parece normal?
-Rage: Piensa un momento... ¿Quien otorga el poder a un rey?
-Zeo: Pues el anterior rey al morir...
-Rage: Exacto. ¿Y es elección de alguien que un rey se convierta en lo que es? El legítimo heredero al trono deberá ser el primogénito de la familia real, por lo que no es una elección.
-Zeo: ¿Entonces estaba destinado a ser rey desde que nació?
-Rage: Sí. Sólo el destino decide quien será rey, y el destino solo es controlable por Dios. Ergo, si Dios entra en guerra con los humanos, querría decir que el rey lo hace mal.
-Miku: Así que por eso se enfadó ese rey cuando le dijiste que Arceus entró en guerra con los humanos...
-Zeo: Pero Arceus no tiene capacidad de decidir sobre los humanos, ya oísteis a Uxie en su momento.
-Boa: Dudo que ellos estén al corriente de tal situación.
-Rage: En cualquier caso, parece que has metido la pata.
-Zeo: En fin, lo hecho, hecho está. Continuemos.
-Rage: Antes de nada, hay algo que quería comentaros...

Rage se detuvo y sacó algo que guardaba entre el equipaje, era una especie de losa de un color verde claro.

-Zeo: ¿Qué es eso, Rage?
-Rage: No lo sé, pero estaba cerca de la zona en la que nos atacaron los Beedrill. Creo que fue esto lo que hizo que se volviesen hostiles...
-Zeo: Entonces quizás lo mejor sea destruirla.
-Miku: No creo que sea buena opción, puede ser algún tipo de pista.
-Rage: Por eso la he guardado, probablemente encontremos algo de información en nuestro destino.
-Boa: ¡Cuidado! ¡Nos atacan!

Con el grito de Boa todos agudizaron sus sentidos, justo a tiempo para esquivar un ataque que les habían lanzado.

-Miku: Menos mal, conseguimos esquivarlo...
-Zeo: ¡¿Quién anda ahí?!
-Rage: Parece que se acerca otro combate divertido...

Una vez se levantó la nube de polvo generada por el ataque, se pudo distinguir la sombra de un Pokémon.

-???: No sólo os contentáis con la herejía, si no que también cogéis una de las tablas de Arceus...
-Miku: Otro Pokémon capaz de hablar... ¡No os distraigáis, seguro que es peligroso!
-Zeo: ¡¿Quién demonios eres?!
-???: ¿Yo? ¡Mi nombre es Terrakion! ¡He recibido ordenes directas de Arceus para eliminaros!
-Rage: ¿Y si Arceus te ordena matarte, te matarías?
-Terrakion: ....
-Zeo: ¡Ja! ¡Le has pillado!
-Miku: Parece que se os ha pasado por alto... ¿Eso al que él llama tabla de Arceus será la losa que encontró Rage?
-Boa: Me temo que así será.
-Rage: ¡Entonces ya sabemos que pertenece a Arceus, podemos destruírla!
-Terrakion: ¡Ni se os ocurra! ¡Si hacéis eso Arceus jamás recuperará todo su poder!
-Zeo: En ese caso mejor nos lo pones. ¡Vamos Rage!
-Rage: ¡Chúpate esa!

Rage apuntó directamente hacia la tabla y se dispuso a dispararle cuando entonces recibió un ataque.

-Rage: Ugh... Hay dos más...
-???: ¿Estás bien, Terrakion?
-???: Sentimos habernos retrasado.
-Terrakion: ¡Virizion! ¡Cobalion! ¡Al fin llegáis!
-Zeo: Esto se pone feo...
-Miku: El hecho de que todos podáis hablar significa que no sois Pokémon normales, ¿Me equivoco?
-Terrakion: Para nada, nosotros tres somo Virizion, Cobalion y yo, Terrakion. ¡Somos Pokémon Legendarios y representamos la justicia!
-Virizion: Por esa razón hemos venido a juzgaros tras vuestra herejía.
-Cobalion: Y os encontramos intentando destruir una de las tablas de Arceus, por lo que sin duda debéis ser culpables.
-Miku: Otro trío de Pokémon Legendarios...
-Cobalion: ¿Otro? ¿Os habéis topado con uno antes?
-Zeo: Sí. ¡Pero eso no os incumbe!
-Cobalion: Maldito...
-Rage: Si de verdad representáis la justicia... ¿Por qué os ponéis en el lado de Arceus? ¡Él es quien ha iniciado esta guerra!
-Terrakion: ¡La guerra fue iniciada por la terquedad de los humanos!
-Zeo: ¡De ser así, jamás nos hubiesen ayudado Azelf y los demás!
-Terrakion: ¿Azelf y los demás? ¿Te refieres a Azelf, Mesprit y Uxie?
-Rage: Bocazas, se lo has dicho...
-Zeo: ¡¿Y qué si me refiero a ellos?!
-Terrakion: Virizion, Cobalion, retirada momentánea. Si esos tres les han ayudado tal vez se nos haya pasado algo por alto.
-Zeo: ¿Cómo? ¿Os vais?
-Rage: No sólo nos han ayudado. También nos dieron ellos la misión de terminar con la guerra.
-Virizion: No puedo creérmelo...
-Terrakion: Me temo que esto le da un giro de tuerca al veredicto... Volveremos a vernos.

En ese instante, los tres Pokémon Legendarios desaparecieron ante los ojos de el grupo.

-Zeo: Espero que no les pase nada a Azelf, Mesprit y Uxie...
-Rage: En cualquier caso, esos idiotas han dejado aquí la tabla. ¿Qué deberíamos hacer con ella?
-Miku: Dijeron que destruirla reduciría la fuerza de Arceus, así que creo que es lo mejor que podemos hacer.
-Boa: Sí, es lo que más nos conviene.
-Rage: Entonces allá voy.

Rage disparó a la tabla, la cual se fragmentó en miles de pedazos.

-Rage: Ale, ya está hecho.
-Zeo: Entonces sigamos, creo que no queda mucho para llegar a nuestro destino, ya se pueden ver las montañas desde aquí.

Y así se pusieron en marcha de nuevo.
Mientras tanto en otro lugar...

-Terrakion: ¡No me creo lo que han hecho esos tres! ¡¿A quien se le ocurre atentar así contra Arceus?!
-Virizion: Me temo que saben algo que nosotros no sabemos.
-Terrakion: ¡Además, esos humanos apestaban a energía oscura!
-Virizion: Pero ellos no pueden usarla. ¿Te has dado cuenta, verdad?
-Terrakion: ...
-Cobalion: La energía que desprendían en ese momento no era la de un monstruo... Parecían héroes... Y eso seguro que también lo has notado.
-Virizion: Además, van acompañados por Pokémon, y éstos no estaban siendo obligados a seguir sus órdenes.
-Cobalion: Por su estado, parecía que les consideraban sus amigos.
-Terrakion: ¡No lo entiendo! ¡Simplemente no puedo entender nada!
-Virizion: Realmente es complicado... Me temo que hay algo sobre Arceus que no sabemos...
-Cobalion: Opino que lo mejor es observarles durante un tiempo para determinar su juicio.
-Virizion: Así haremos, pues.

De esta forma, los tres Pokémon se dividieron, partiendo cada uno hacia un lugar diferente.
Nuevamente, en otro lugar diferente de la región...

-???: ¡Agh! ¡Algún insensato ha destrozado una de mis tablas!
-Azelf: Parece que sí eran los adecuados... ¿No es así, Arceus?
-Arceus: ¡Maldito! ¡¿Sabes cual es la pena por ayudar a los humanos?!
-Azelf: La sé, y por ello he venido.
-Arceus: Ya veo... Después de todo eres el Pokémon Valor. ¡Entonces acabemos con ello!
-Azelf: Volveremos a vernos... Mesprit... Uxie... Y también vosotros, humanos... ¡Adiós!
-Arceus: ¡Sentencia!

Justo en ese instante, volviendo al lugar de origen...

-Zeo: ¿Habéis notado algo?
-Rage: Ha sido... Una especie de escalofrío.
-Miku: ¿Vosotros también lo habéis notado?
-Boa: Una energía... Acaba de desaparecer...

> > Continuará




-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #15 en: 02 de Mayo de 2011, 12:06:41 am »


Capítulo 15: Llegada a la capital

Varios días pasaron y el grupo ya se encontraba muy cerca de llegar a su primer objetivo, la capital del imperio.

-Boa: Sin duda debe ser por aquí, lo único que nos queda para llegar es escalar esta montaña.
-Zeo: ¡Bien! ¡Allá vamos!
-Rage: Voy subiendo, no os retraséis mucho.
-Zeo: ¡Sabes de sobras que llegaré yo primero!
-Miku: Por favor, no quiero volver a tener que perseguiros corriendo...
-Zeo: ¡Vamos!
-Miku: Ni caso...

De esta forma, Zeo y Rage comenzaron a subir rápidamente la montaña.

-Miku: ¿Estos chicos nunca aprenderán o que?
-Boa: No sé si han aprendido la lección, pero están bajando.
-Miku: ¿Y eso?

Repentinamente, ambos bajaban lo más rápido que podían.

-Rage: ¡Apartaros!
-Miku: ¿Pero que pasa?
-Zeo: ¡Avalancha!
-Miku: ¿Cómo?

Efectivamente, tras ellos había una innumerable cantidad de rocas cayendo desde la cima de la montaña. Los chicos consiguieron bajar a tiempo, sin embargo no pudieron evitar el impacto de algunas de las rocas.

-Zeo: Uff... eso me ha dolido... ¿Estáis todos bien?
-Rage: Pues claro.
-Boa: No es nada importante.
-Miku: Sólo algunos pequeños rasguños...
-Zeo: Caray, también es casualidad encontrarse con una avalancha justo en este momento.
-Rage: Sí; parece que no hemos escogido el momento adecuado...
-Boa: Callad un momento.
-Zeo: ¿Ocurre algo?
-Boa: Estas rocas se están moviendo.
-Zeo: ¡¿Qué?!
-Rage: ¿Seguro que no te ha dado ninguna en la cabeza o algo?
-Miku: ¡No, es cierto! ¡Se mueven!
-Zeo: En ese caso...
-Rage: Parece que hemos encontrado a nuevos enemigos.

Las rocas, de diferentes tamaños, comenzaron a moverse de extraña manera, a todas les salieron una especie de brazos,  y mientras las más grandes andaban, las pequeñas levitaban. Fue entonces cuando se les dibujó un rostro.

-Miku: No hay duda, son Pokémon.
-Boa: Sí. Geodude, Graveler... Y también unos cuantos Golem.
-Zeo: ¡Si buscaban pelea, es lo que tendrán!
-Rage: Bah, ni siquiera son comestibles.
-Miku: ¡Aquí vienen!

Los Pokémon saltaron contra el grupo en un ataque desesperado todos a la vez, sin embargo poco pudieron hacer, ya que entre los chicos y sus Pokémon cubrían todos los flancos. En pocos segundos todos los Pokémon enemigos cayeron.

-Zeo: Bien, eso ha sido todo.
-Rage: Ni siquiera me ha servido para calentar...
-Boa: Cuidado, baja algo más.
-Zeo: ¿Más?

Entonces, una segunda oleada de Pokémon bajó desde la montaña, esta vez no eran sólo Geodude, Graveler y Golem; sino que descendían un gran número de Pokémon, incluyendo Swinub, Sneasel y Teddiursa entre otros. El grupo se preparó para un nuevo combate, pero esta vez los Pokémon pasaron de largo.

-Zeo: ¿Que demonios está pasando?
-Rage: Lo mires como lo mires, está claro que hay algo en la cumbre de la montaña que asusta a estos Pokémon.
-Zeo: ¿Como sabes eso?
-Rage: El hecho de que corran sin preocuparse siquiera de qué encuentran a su paso es un claro signo de que huyen de algo. Además, esos Pokémon de tipo roca traen nieve pegada a sus cuerpos, así que sin duda deben de venir de lo más alto.
-Zeo: Entiendo... En ese caso, creo que deberíamos subir cuanto antes, esto me da mala espina...
-Rage: Bien, vamos.

Todos se pusieron manos a la obra, subiendo lo más rápido que podían. Rage tomó la delantera, seguido de Zeo y Gallade. Detrás iba Magmortar, quien escalaba de una forma peculiar hundiendo sus garras en la roca e impulsándose con su fuego.  Detrás iban Mienshao y Miku, quienes subían a la par y finalmente Boa y Mismagius quien decidió adaptarse a su ritmo. Tras una larga escalada de varias horas finalmente llegaron a un terreno llano, pero sin embargo no era la cumbre. Es allí dónde se encontraba la capital del imperio.

-Zeo: ¡Que demo...!
-Rage: Esto no ha podido hacerlo cualquiera, "Él" tiene que estar involucrado.
-Zeo: Como puede ser..
-Miku: Toda la ciudad... ¡Está congelada! ¡Se ha convertido en un gran bloque de hielo!
-Rage: Bruja, ¿están bien las personas de allí dentro?
-Boa: Sí, puedo verlo... el hielo sólo está rodeándola. Por lo visto están usando una especie de escudo usando magia. Si la gente que está creando esa barrera se queda sin fuerzas, todo se congelará. El hielo parece bastante especial, dudo que podamos romperlo. Creo que lo más sensato es buscar la procedencia de éste.
-Zeo: Supongo que los Pokémon huían de lo que sea que creara esto...
-Miku: ¡¿Que es eso que se oye?!

Se escuchó un rugido estremecedor que procedía de una cueva situada al otro extremo. En ese instante, varios Pokémon salieron asustados. Tras ellos salió un enorme brazo helado, que al tocar a uno de ellos lo congeló.

-Zeo: ¡¿Qué es eso?!
-Boa: Es lo que ha hecho esto. ¡Su tipo de hielo es idéntico!
-Rage: ¡Entonces le haré salir! ¡Magmortar, dame apoyo con tu Lanzallamas!

Rage, sin mediar una palabra más, sacó su pistola y disparó una bala que al combinarse con el lanzallamas de magmortar creó un proyectil de magma fundido, el cual impactó directamente sobre el gran brazo helado. Al impactar se oyó un rugido enfurecido.

-Miku: ¡¿Qué haces?! ¡¿No ves como congeló a ese Pokémon?! ¡No tenemos oportunidad contra algo así!
-Zeo: Bien hecho, Rage. Si peleásemos en la cueva ese monstruo tendría la ventaja. Así le obligaremos a salir.
-Miku: ¡¿Es que estáis locos?!
-Rage: ¿Acaso no quieres salvar a esa gente?
-Miku: Bueno... Claro que quiero... Pero....
-Rage: ¡Entonces debemos luchar contra eso! ¿O que crees? ¿Que los va a descongelar si se lo pedimos por favor?
-Miku: ...
-Boa: Ya sale.

Finalmente el monstruo se dignó a salir de la cueva. El monstruo resultó ser un gran Pokémon de tipo Hielo.

-???: ...
-Miku: ¡Que mole!
-Boa: Esto no me gusta... Su poder es similar al que tenían los Pokémon Legendarios con los que nos hemos topado hasta ahora...
-Zeo: ¡¿Insinúas que puede tratarse de un Pokémon Legendario también?!
-Rage: Un gran Pokémon Legendario de tipo Hielo...
-Miku: Y de acuerdo a su forma... Creo que es uno de los Pokémon ancestrales que dió forma al mundo... Si es de hielo, no debe ser otro que Regice... ¿Me equivoco?
-Regice: ...
-Zeo: No se supone que es un Pokémon Legendario? ¿Por qué no habla tal y como lo hacían Azelf o Terrakion?
-Boa: La antigüedad de este Pokémon es muy grande, y no parece tener cerebro alguno, es puro hielo... Me temo que no haya podido ni podrá jamás aprender la lengua humana...

Regice se movió.

-Rage: ¡Cuidado! ¡Ya viene!

El grupo calló y sacó las armas. El inicio de la pelea era inminente.




-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #16 en: 08 de Mayo de 2011, 02:04:45 am »


Capítulo 16: Bajo cero

Todo estaba quieto, en silencio. La respiración de los chicos podía verse debido a la baja temperatura. Una leve brisa aireó el ambiente. Entonces el Pokémon Legendario se decidió por atacar. El grupo pudo esquivarlo por poco.

-Rage: No podremos esquivar más ataques como ese, necesitamos atacarle.
-Miku: ¡Pero es una locura atacarle directamente, nos congelará!
-Zeo: Tiene razón... ¿Algún plan?
-Boa: Pese a ser tan grande, se sostiene sobre dos pequeños puntos... Estoy segura de que si concentramos nuestros ataques en una de las patas tendremos ventaja...
-Rage: Estoy de acuerdo con la bruja, si conseguimos que caiga seguramente nos sea más fácil atacarle.
-Zeo: Bien... ¡Vamos a por su pierna izquierda pues!
-Rage: Magmortar, ven conmigo.

Mientras el grupo se dirigía hacia la extremidad inferior izquierda del monstruo, Rage y Magmortar se alejaron.

-Zeo: Rage... ¿A dónde vas?
-Rage: Alguien tendrá que distraerlo, ¿no es así?
-Zeo: ...De acuerdo... Ten cuidado.

Rage sonrió y sacó su arma.

-Rage: Je... ¡Como si necesitase que alguien como tú se preocupe por mí! ¡Tú! ¡Estúpido monstruo helado! ¡A ver si puedes congelar esto!

Sin detenerse en ningún momento, Rage sacó un cargador lleno de balas amarillas y disparó cada una de ellas, impactando todas sobre Regice. Tras esto, la masa helada se quedó inmovilizada.

-Rage: Bien, he tenido que usar todo un cargador, pero lo he paralizado... ¡Chicos, aprovechad ahora, ese era mi único cartucho con balas palarizadoras!
-Zeo: ¡Recibido, allá vamos!
-Rage: Ya sabes que hacer, Magmortar... ¡Ataca a máxima potencia! ¡Sofoco!
-Zeo: ¡Gallade, aprovecha ahora! ¡A Bocajarro!
-Miku: Mienshao, tu también... ¡Patada Salto Alta!
-Boa: Mismagius, no te quedes atrás... ¡Usa tu Bola Sombra!

Y así, todos los héroes, tanto humanos como Pokémon, desplegaron un ataque a su máxima potencia. Regice, ante la impotencia de estar inmovilizado, solo rugía. Finalmente comenzó a moverse.

-Zeo: ¡Dispersaros!

Todos se retiraron. Estaban exhaustos, ya que habían usado una gran cantidad de energía en ese ataque.

-Miku: ¿Funcionó?
-Zeo: Si... ¡Observa!

El monstruo había perdido parte de la pierna izquierda ante la magnitud del ataque. Intentaba mantener el equilibrio, pero solo podía dar tumbos de un lado a otro. Finalmente, perdió el equilibrio con tan mala suerte que cayó montaña abajo. El golpe provocó un pequeño temblor en la tierra.

-Miku: ¿Ya está?
-Boa: Parece que no, la capa de hielo que cubre la capital no muestra signos de debilidad...
-Zeo: ¿Deberíamos bajar a rematarle?
-Rage: Parece que nuestro querido amigo no quiere que nos cansemos más... ¡Está subiendo por él mismo!
-Zeo: ¡¿Qué?!
-Miku: ¡Pero si parecía estar medio muerto!
-Rage: ¡Preparaos!

El monstruo escaló la montaña a una gran velocidad y dio un gigantesco salto al llegar a la cima. Mientras descendía después de su enorme salto, Regice preparó su puño, pues iba a caer justo encima del grupo, el cual intentó esquivarlo. Finalmente su puñetazo impactó contra el suelo, levantando una gran nube de polvo y lanzando al grupo por los aires.

-Zeo: Ugh... ¿Estáis bien?
-Rage: No, me temo que ha alcanzado a alguno de los nuestros...
-Miku: Gallade y Mismagius... Han sido... Han sido congelados...
-Zeo: ¡Maldito monstruo!
-Boa: ¿Por qué...? ¿Por qué Regice vuelve a estar entero?
-Regice: ...

Regice se detuvo. Entonces, comenzó a rugir furioso mientras una extraña luz celeste le rodeaba.

-Zeo: ¡¿Qué dem... ?!
-Rage: Alejaos, es peligroso acercarse ahora.
-Boa: ¡Su poder está creciendo sustancialmente!
-Miku: ¡Voy a coger a Gallade y a Mismagius! ¡Intentaré alejarlos del campo de batalla!

Y así, mientras la mole helada rugía y rugía, Miku consiguió finalmente alejar a los Pokémon congelados para evitar que sufriesen más daño. Unos instantes después la luz celeste se desvaneció.

-Boa: Esto no me gusta nada... ¡Mirad en su frente!
-Zeo: Eso es...
-Rage: No tengo ninguna duda, es como la losa que me encontré... ¡Es una de las tablas de Arceus!
-Miku: ¿Se habrá regenerado gracias a eso?
-Boa: Es posible. Su poder ahora es muy superior a todo lo que nos hemos enfrentado.
-Miku: ¿Podremos derrotarle?
-Rage: Es probable que podamos si conseguimos romper la tabla. Desgraciadamente está dentro de su cabeza, por lo que no puedo romperla de un disparo.
-Zeo: ¡Entonces lo cortaré si es necesario!

Zeo se lanzó contra Regice. Intentó atacarle directamente, pero el monstruo consiguió esquivarlo e intentó atacarle.

-Miku: ¡Zeo!
-Zeo: Mierda... Me ha pillado...
-Boa: ¡Exchange!

Tras las palabras de Boa, su posición se intercambió con la de Zeo.

-Boa: ¡Guard!

Y tras éstas otras, se creó una especie de muro mágico contra el cual impactó el ataque que iba anteriormente dirigido hacia Zeo. Sin embargo Boa no pudo aguantar la potencia y salió disparada ante el golpe, quedando inconsciente en el suelo. Regice avanzaba lentamente hacia ella.

-Zeo: ¡Boa!
-Rage: ¡Mierda, a este paso la congelará también! ¡Magmortar, ayúdame!

Rage disparó un gran número de disparos explosivos contra Regice con el fin de detenerlo, pero no parecía dejar de avanzar, ni tan solo con la ayuda de su Magmortar.

-Miku: ¡Tengo un plan! ¡Por favor, Zeo, atácale a los brazos! ¡Rage, tu también!
-Zeo: ¡Bien, eso está hecho!
-Rage: ¡Cuenta con ello!

Rage comenzó a centrarse en el brazo derecho mientras Rage trataba de dañarle el izquierdo. Mientras tanto, Miku ponía a curso su plan junto a Mienshao.

-Miku: ¡Vamos Mienshao, usa Excavar tal y como te he dicho!

Mienshao se puso manos a la obra y comenzó a excavar el suelo.

-Rage: ¡Ahora! El brazo ya está muy dañado!
-Zeo: ¡Este también! ¡Es el momento!
-Miku: Bien... ¡Mienshao, sal ya!

Mienshao salió del subsuelo dando un brinco y entonces Miku golpeó brutalmente el suelo. Esto hizo que la superfície alrededor de Regice se hundiera, dejándolo cubierto de cuello para abajo.

-Zeo: Ya entiendo, con los brazos dañados le costará mucho más salir!
-Miku: ¡Atacad ahora a la tabla!
-Rage: ¡Bien, allá vamos!

El grupo desplegó nuevamente todo su poder en un sólo ataque contra el monstruo, ésta vez sobre su frente. Finalmente consiguieron romper la tabla.

-Zeo: ¡Sí!
-Miku: ¡Lo hicimos!
-Rage: Je, supongo que era un buen plan.
-Zeo: ¿Regice sigue vivo?
-Miku: Creo que sí, pero ha dejado de moverse...
-Rage: Acabemos con él.

Mientras tanto, en otro lugar de la región...

-Arceus: ¡No! ¡Otra de mis tablas! ¡¿Quién demonios es esta gente?!
-Terrakion: ¿Debería ir a averiguarlo?
-Arceus: No es necesario... Esa tabla tenía una trampa...

Nuevamente, volviendo a las cercanías de la capital, el grupo se disponía a acabar de una vez por todas con Regice.

-Rage: ¡Vamos, antes de que recobre la consciencia!
-Zeo: ¡Sí!
-Miku: Eh... ¿No hace un ruido raro?
-Zeo: ¿Ruido?

Todos callaron para intentar escucharlo. Efectivamente, una especie de pitido provenía de Regice. Repentinamente, abrió los ojos.

-Zeo: ¡Mierda, corred!

Todos intentaban retirarse mientras Regice aún se recuperaba, sin embargo, ocurrió algo inesperado. Regice explotó. La onda expansiva y los fragmentos de hielo desprendidos dañaron seriamente al grupo, haciendo que todos quedasen inconscientes.

Alguien se acercó...

> > Continuará











-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #17 en: 15 de Mayo de 2011, 01:36:35 am »
Capítulo 17: Secuestro

Pasaron dos días hasta que al fin, un miembro del grupo despertó.

-Rage: ... ¿Que ha pasa...? Oh, si. Ya recuerdo, ese maldito monstruo suicida... ¿Dónde demonios estoy?
-???: Tranquilo, te hayas en palacio. Por suerte pudimos rescatarte a ti y a tus compañeros...

Efectivamente, tanto Rage como los demás, los cuales seguían durmiendo, se encontraban en una habitación del palacio de la capital. Ante Rage se hallaba una joven y bella muchacha, la cual parece ser quien los rescató.

-Rage: ... ¿Quién eres?
-???: Soy la princesa de este reino, aunque supongo que puedes llamarme por mi nombre, Lyna.
-Rage: ¿Lyna, eh? Puedes llamarme Rage. Supongo que debo darte las gracias, también por parte del resto del grupo...
-Lyna: ¡De ninguna manera! Fuisteis vosotros quienes vencisteis a Regice, dejándonos salir así de nuestra ciudad. De no haber sido por vosotros nuestros magos no hubiesen soportado más y toda la población habría muerto.
-Rage: Entonces supongo que nos hemos salvado mutuamente.
-Lyna: Sí, podemos dejarlo ahí.

Ambos rieron, parecían llevarse bien.

-Rage: ¿Están bien mis compañeros?
-Lyna: Sí, la más grave es la chica morena, parece que recibió un fuerte golpe en el estómago...
-Rage: ¿Boa? Sí, le dio de lleno uno de los golpes de esa bestia... ¿Y los Pokémon que fueron congelados se hayan bien?
-Lyna: Sí, ya están fuera de peligro. Los guardas se negaban a ayudarles, pero yo tenía el presentimiento de que eran compañeros vuestros, es muy raro encontrar esos Pokémon por aquí.
-Rage: Te lo agradezco...
-Lyna: ¡Me resulta increíble! ¡¿Cómo habéis podido derrotar a esa bestia siendo solo cuatro?!
-Rage: Bueno, éramos ocho, los Pokémon también lucharon...
-Lyna: ¿Podéis dominar a los Pokémon? ¡Eso es asombroso, pero si no llevaban ningún tipo de cadena ni nada! ¿Cómo lo lográis?
-Rage: Bueno, es una larga historia...
-Lyna: Vaya, me temo que me estoy pasando con las preguntas... ¡Ya sé, te dejaré preguntar a ti algo!
-Rage: Tranquila, no hace falta...
-Lyna: ¿No hay nada que quieras? ¿Habréis venido hasta aquí por alguna razón, no?
-Rage: Ahora que lo dices, si que hay algo en lo que podrías ayudarme... ¿Tenéis información sobre Mew, el Pokémon Legendario?
-Lyna: ¿Mew? Es una pregunta rara, pero sí, supongo que tendremos algo en la biblioteca... ¿Quieres que vaya a buscarlo?
-Rage: Te lo agradecería.
-Lyna: ¡Bien, allá voy!

Lyna salió de la habitación en busca del encargo de Rage.

-Rage: Espadachín, no hace falta que te quedes callado.
-Zeo: Vaya... ¿Así que te has dado cuenta de que estaba despierto?
-Rage: Pues claro. ¿Quién te crees que soy?
-Zeo: Parece que al final entramos en la capital sin ningún problema.
-Rage: ¿Tienes tu espada cerca?
-Zeo: Sí, está aquí mismo... ¿Por?
-Rage: Si nos han metido dentro del palacio sin ni siquiera quitarnos las armas es por que no nos consideran una amenaza... Probablemente el rey aún no sepa que somos nosotros quienes han derrotado a Regice...
-Zeo: Entiendo...
-Rage: Ten la espada a mano a partir de ahora, es posible que tengamos que huir llegado el momento... ¡Bruja! ¡Curandera! ¡despertad vosotras también!
-Miku: Ya va, ya va...
-Boa: Así que estamos en el palacio...
-Rage: Escuchad, ahora la princesa del reino, Lyna nos traerá un libro con información sobre Mew. En cuanto lo tengamos nos iremos.
-Miku: ¿Y si no posee la información correcta?
-Rage: Debemos arriesgarnos...

Pasaron unos cuantos minutos hasta que al fin Lyna regresó con el libro.

-Lyna: Rage, al fin encontré lo que me pediste... Oh, veo que ya han despertado tus compañeros.
-Zeo: Sí, así es. Gracias por salvarnos.
-Lyna: No hay de qué. Gracias a vosotros por salvar la ciudad.
-Zeo: No tiene importancia, al fin y al cabo necesitábamos entrar y ese muro nos estorbaba.
-Rage: Gracias por traernos el libro, seguro que nos es de mucha ayuda. Ahora si nos disculpas deberíamos irnos...
-Lyna: ¡De ninguna manera! ¡Mi padre quiere conocer a los valientes guerreros que han liberado a nuestro pueblo de la cárcel de hielo!

En ese momento entraron varios guardias del palacio.

-Guardias: Por favor, seguidnos. Su majestad el Rey Leo quiere veros.
-Zeo (Susurrando): Ahora no parece el mejor momento para escaparse...
-Rage (Susurrando): No nos queda otra, vayamos a ver al rey. Ahora que su reino ha sido atacado tal vez nos crea...

El grupo aceptó a seguirlos con la esperanza de que el rey acabase entendiéndolo todo. Después de recorrer innumerables pasillos al fin llegaron a un gran portón con numerosos guardias vigilándolo. Cuando los guardias que acompañaban al grupo dieron la orden los otros abrieron la colosal puerta accionando un mecanismo. Tras esta se hallaba una enorme sala, y al final de ésta un gran trono, en el cual estaba sentado el rey, custodiado por más guardias.


-Guardias: ¡Señor, le traemos a los chicos que quería conocer!
-Rey Leo: Vaya, vaya... ¿Los valientes jóvenes que salvaron a nuestra ciudad?
-Guardias: ¡Así es, Señor!
-Rey Leo: Bien. Acercaros por favor.

El grupo comenzó a avanzar. El amable rostro del rey comenzó a cambiar a uno lleno de rabia cuando al fin pudo distinguir las caras.

-Rey Leo: ¡Tú! ¡Hereje! ¡¿Qué demonios haces aquí!?
-Lyna: ¿Pero que dice, Padre? ¡Son los chicos que terminaron con ese Regice que nos aprisionó a todos!
-Zeo: Le dije que Arceus levantó una guerra contra los humanos. Este ha sido el primer ataque, pero estoy seguro de que no será el último. ¿Y bien? ¿Decide creernos ahora?
-Rey Leo: Dices que Arceus planea hacer que los Pokémon nos ataquen, pero sin duda vosotros vais acompañados por Pokémon... ¿No te parece algo hipócrita?
-Zeo: Bueno, eso tiene una explica...
-Rey Leo: ¡Silencio! Estoy convencido de que todo era parte de vuestro plan. ¡Usasteis a ese Regice para atacarnos y luego simulasteis derrotarlo para así dejarme en evidencia!
-Zeo: ¿Pero que clase de chorrada es esa? ¿Quién sería tan cruel como para hacer algo así?
-Rage: Me parece que el que tenemos aquí sentado lo haría si se girasen las tornas...
-Rey Leo: ¡Basta! ¡Guardias! ¡Eliminadlos!
-Lyna: ¡Pero padre! ¿No os dais cuenta de que lo que decíis es absurdo?
-Rey Leo: ¡Atacad!

Los guardias obedecieron ciegamente a su rey y sin ni siquiera dudarlo levantaron sus armas contra el grupo.

-Zeo: Parece que sólo nos queda luchar...
-Miku: ¿Estás loco? Aún no estamos en condiciones y nos superan mucho en número.
-Boa: Miku tiene razón. Luchando solo empeoraríamos las cosas.
-Rage: Bien, solo nos queda una salida...

Rage sin dudarlo cogió a Lyna de la mano.

-Rage: Perdóname, princesa. Me temo que tu padre me ha obligado a hacer esto.
-Lyna: ¿Uh? ¿Qué vas a...?

Entonces Rage sacó su pistola y apuntó directamente hacia Lyna mientras la sujetaba con la otra mano.

-Zeo: Eh Rage... ¡¿Te has vuelto loco?!
-Miku: ¡Pero si Lyna está de nuestra parte!
-Rey Leo: ¡Ese canalla tiene a mi hija! ¡Matadlo!

Los guardias avanzaron rápidamente hacia Rage.

-Rage: ¡Quieto todo el mundo! ¡Si alguien da un paso más disparo!

Todo el mundo se detuvo.

-Rey Leo: ...
-Miku: Rage... ¡¿Por qué has llegado tan lejos?!
-Rage: Es la única forma que tenemos de salir de aquí sin luchar.
-Lyna: ...
-Rage: Dejadnos salir de aquí y no le pasará nada a vuestra querida princesa.
-Miku: ¡Sigo pensando que esto es ir demasiado lejos! ¡Zeo, dile tu algo!

Zeo desenvainó su espada.

-Zeo: Rage...
-Rage: ¿Sí?
-Zeo: ¿Cómo has podido hacer algo así?
-Rage: ¿Algo como qué?

Zeo se puso en posición de ataque y blandió su espada. Sin embargo el ataque iba dirigido hacia una pared que daba al exterior.

-Zeo: ¿Como has podido tener una idea tan buena? ¡Venga, vámonos!
-Miku: ¡¿Pero qué... ?!
-Zeo: ¡Vamos, corred!
-Rey Leo: ¡Detenedlos, se llevan a mi hija!
-Rage: ¡¿Has olvidado lo que dije?! ¡Quieto!
-Rey Leo: ...
-Rage: ¡No quiero que nadie nos siga! ¡Si en algún momento tengo la más ligera impresión de que nos siguen dispararé! Cuando crea que nos hemos alejado lo suficiente, dejaré libre a Lyna y ella podrá volver por su cuenta.
-Rey Leo: Está bien... Tú ganas...
-Guardias: ¡Mi señor!

Finalmente, el rey Leo ordenó, ante la impotencia, que les dejasen marchar. El grupo escapó rápidamente para evitar ataques sorpresa. Finalmente ya descendieron la montaña y se encontraban a una distancia considerable.

-Miku: ¡¿Pero cómo podéis ser así?!
-Rage: Uff... Menos mal que se lo han tragado... Ni siquiera tenía cargada la pistola... ¿Estás bien, Lyna?
-Lyna: Sí... Pero si queríais tomarme como rehén podríais habérmelo dicho antes...
-Rage: Bueno, confiábamos en que tu padre fuese un poco más razonable...
-Lyna: Siento lo que os ha hecho...
-Miku: ¿Que lo sientes? ¡Aquí los únicos que deben pedir perdón son ellos por secuestrarte!
-Zeo: Sí, me temo que Miku lleva razón... Perdóname, princesa.
-Lyna: No, no tiene importancia...
-Miku: ¿Podemos compensarte en algo?
-Lyna: Bueno... ¿Para qué queréis ese libro sobre Mew?
-Zeo: Bueno... ¿Recuerdas lo que dijimos antes sobre que Arceus planeaba levantar una guerra?
-Lyna: Sí, por supuesto.
-Zeo: Pues bien... Por lo visto en el pasado Arceus levantó una guerra similar a esta y el Pokémon que lo detuvo fue Mew, así que si lo encontramos tal vez haya una oportunidad de que vuelva a hacerlo...
-Lyna: Entiendo... ¡En ese caso, me gustaría ayudaros!
-Zeo: ¡¿En serio?!
-Lyna: ¡Claro!
-Rage: De eso nada.
-Lyna: ¿Eh? ¿Por qué?
-Rage: Le dije a tu padre que te dejaríamos volver. Si no vuelves parecerá que hemos incumplido nuestra promesa.
-Lyna: Pero aún así...
-Zeo: Rage tiene razón. Además, tu padre te quiere mucho. Sacrificó su honor sólo para que estuvieses a salvo. Estoy seguro de que en el fondo es muy buena persona... Sin embargo parece que el destino nos ha puesto en bandos opuestos...
-Lyna: ...
-Rage: Entiendes por qué debes volver... ¿Verdad?
-Lyna: Sí, claro...
-Zeo: Eh, no estés triste... ¡Algún día volveremos a visitarte, solo espera!
-Lyna: ¿Lo prometéis?
-Zeo: ¡Claro!
-Miku: Sí, nos has ayudado mucho. ¡Nos encantaría volver a verte!
-Boa: La próxima vez espero que sea en condiciones más optimas...
-Rage: ¡Por supuesto que volveremos!

Lyna sonrió ante las palabras del grupo.

-Lyna: Está bien... ¡Hasta la próxima!

Y finalmente, Lyna dió media vuelta y regresó.

-Zeo: Bien, es nuestro turno de seguir.
-Boa: Me parece que no será tan fácil. ¡Alguien viene!
-Zeo: ¡¿Más enemigos?!

A la lejanía podía distinguirse una figura. Parecía un chico joven, pero portaba una pesada armadura y una gran espada.

-???: ¿Así que vosotros sois los herejes que han desafiado a nuestro reino? ¡Pero si sois unos debiluchos! ¡Ahora veréis!

El misterioso joven se lanzó al ataque.

> > Continuará.









-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #18 en: 19 de Junio de 2011, 11:50:14 pm »

Capítulo 18: Angus y Lop

-Miku: ¡Cuidado! ¡Va a atacarnos!
-Zeo: ¡No os metáis!

Inmediatamente Zeo  se lanzó contra el chico y bloqueó su ataque usando su propia espada.

-???: ¿Así que planeas detenerme? Demuestras tener agallas si planeas enfrentarte a mi... ¡Pero te falta fuerza!

El joven asestó un puñetazo a Zeo usando su otra mano. El golpe, directo al estómago, hizo que Zeo perdiese el equilibrio y cayera al suelo.

-Miku: ¡Zeo!
-Rage: Mierda, no podemos dejarlo ahí... ¡Voy a luchar!
-Zeo: ¡Quieto! ¡He dicho que no os metáis! Esta es mi pelea!
-Miku: ¡¿Pero que tonterías dices?! ¡Te ha noqueado de un solo golpe! ¡Si sigues así perderás!
-Zeo: Esta es una pelea de espadachín a espadachín. Si os metéis no me consideraré como tal.
-???: Vaya... Pareces alguien interesante. ¿Eras Zeo, verdad?
-Zeo: Sí. ¿Y tu eres?
-???: Soy Angus, jefe guerrero y mago de la corte, y por lo tanto seguidor de Arceus. Si alguien osa desobedecer a nuestro gran Arceus mi deber es... ¡Eliminarlo!
-Rage: O sea, eres un loco más.
-Angus ¡¿Como osas?! ¡Mi armadura y mi espada son la prueba de que he sido elegido por el gran Dios para este cometido!
-Zeo: Pues yo no les veo nada de especial...
-Angus: ¡Bastardo! ¡Tanto mi arma como mi armadura han sido hechas a partir del metal del Pokémon Legendario Heatran! ¡Son la equipación perfecta para mí, un mago que se especializa en el fuego! ¡Y ahora os derrotaré para demostrarlo!
-Zeo: ¡Inténtalo si puedes!

Sin embargo esta vez, Angus no se lanzó a por Zeo. Desde la lejanía parecía murmurar unas palabras.

-Angus: ¡Flare!
-Boa: ¡Zeo, apártate! ¡Está usando magia!

Una gran llamarada se dirigió directamente hacia Zeo, pero éste consiguió esquivarla.

-Zeo: ¡¿Es que no tienes valor como para acercarte?!
-Angus: ¡Fire Smash!

Esta vez, Angus se dirigió directamente hacia Zeo envuelto en llamas. Zeo, impotente, no tuvo más opción que esquivarlo.

-Zeo: ¡Tsk! A este paso me acabará dando!
-Angus: Veo que te gusta correr... ¡Pero eso ya se ha terminado! ¡Giro Fuego!

Angus blandió su espada y apareció un gran torbellino de fuego bajo los pies de Zeo, atrapándole.

-Boa: ¿Como es posible... ? ¡No ha usado magia!
-Zeo: No, esto parece... Un ataque Pokémon!
-Angus: ¿Vaya, osas enfrentarte a mi sin ni siquiera saber como extraer el auténtico poder de las armas? ¡Razón de más para que termine contigo! ¡Sof...!
-???: ¡Detente, Angus!

Repentinamente apareció otro chico. Este portaba un gran escudo que podría ser usado como arma ofensiva debido a su filo inferior en forma de V y una espada que podría ser usada como lanza debido a su longitud.

-Angus: Vaya, me sorprende que estés tan cerca del reino, Lop
-Lop: ¡¿Así es como tratáis al chico que acaba de salvar vuestra ciudad?! ¡Estuve observando lo que hicieron desde la base de la montaña y dicen la verdad! ¡Desde luego los del reino sois repugnantes!
-Angus: ¡Habló el bárbaro! ¡Vosotros sois los más repugnantes de todos, pretendiendo ser los elegidos de Arceus cuando en realidad lo somos nosotros!
-Lop: ¡Mientes, y esta tabla lo demuestra!

-Miku: ¡¿Eso es una de las tablas de Arceus?!
-Rage: Sea como sea, es momento de sacar a Zeo de allí.

-Angus: ¡Eso solo demuestra tu inmundicia! ¡Te hallaste esa tabla y pretendes pasar como elegido! ¡Sólo yo, quien ha recibido la Tabla Llama puedo ser el elegido por Arceus!
-Lop: ¡Entonces resolvamos esto de una vez por todas!
-Angus: ¡Tú lo has querido!

Mientras Lop y Angus comenzaban a luchar, los chicos pudieron sacar a Zeo de ese Giro Fuego.

-Zeo: Mierda... Al final no pude con él...
-Rage: No te molestes, ese tipo no era un verdadero espadachín. Era más bien un mago que blandía una espada.
-Zeo: Vaya, ahora has conseguido animarme.
-Miku: ¡Entonces vámonos ahora que podemos!
-Zeo: Me niego. Ese chico... Angus, ha mencionado algo sobre extraer el poder de las armas. Tal vez si los observe consiga aprender a hacerlo.
-Rage: Apoyo la moción. Es posible que necesitemos ese poder en un futuro.
-Boa: Según creo, sólo puedes realizar eso con armas forjadas a partir de Pokémon, y se restringe a los movimientos que el Pokémon en cuestión puede aprender.
-Miku: Bien, nos quedaremos un rato... ¡Pero poneros donde no puedan veros!

El grupo se escondió y se dispuso a observar el combate. Tanto Lop como Angus comenzaron a extraer poder de sus respectivas tablas.

-Angus: ¡Ahora que tengo esta tabla, te reduciré a cenizas! ¡Atrás quedarán nuestros anteriores encuentros!
-Lop: ¡Ni hablar! Arceus me ha bendecido con esta Tabla  Linfa por una razón! ¡Y esa es derrotarte!

-Rage: Están como cabras.

-Angus: ¡Prepárate para perder! ¡LLamarada!
-Lop: ¡Puede que tu arma sea de un Pokémon Legendario, pero su tipo fuego sigue siendo débil ante el tipo agua de mis armas! ¡Con esta espada de Samurott y este escudo de Empoleon te detendré! ¡Hidrobomba!

Ambos lanzaron unos tremendos ataques, los cuales al impactar se convirtieron en una nube de vapor debido a la evaporación instantánea del agua a causa del calor de las llamaradas.

-Rage: Vaya, está siendo una batalla alucinante.
-Zeo: Me he fijado en que nombran los movimientos antes de usarlos, probablemente ese sea el secreto.
-Miku: Realmente, dudo mucho que se trate de ello...
-Boa: Creo que tiene algo que ver, pero no parece que sea lo más importante...

-Angus: Vaya has bloqueado mi ataque, bien hecho. ¡Sin embargo no podrás con el siguiente!
-Lop: Me sorprende que mi movimiento de agua haya sido igualado por el tuyo de tipo fuego... ¡Pero eso era tan solo el comienzo!
-Angus: ¡Lluvia Ígnea!
-Lop: ¡Hidrocañón!

-Rage: ¡Retiraros! ¡Ese ataque nos podría alcanzar!

Una vez más, ambos ataques chocaron, pero esta vez el movimiento acuático consiguió vencer y se dirigió directamente hacia Angus, golpeándole.

-Lop (jadeando): ¡Chúpate... esa!

Sin embargo, Angus se levantó de nuevo.

-Angus: ¡Necio! Aunque hayas conseguido impactarme, ese movimiento te ha consumido mucha energía. ¡Ahora estás expuesto! ¡Sofoco!

Una gran ola de llamas salió de Angus, quemando los árboles cercanos.

-Miku: ¡Se acabó, nos va a dar! ¡Vámonos de aquí!
-Zeo: Sí. Ya he visto lo que quería ver.
-Rage: Espero que al menos Lop sobreviva. También está loco, pero al menos nos libró de la batalla.
-Zeo: Seguro que sí, él es fuerte, he podido notarlo.

Mientras tanto, el movimiento de Angus impactaba sobre Lop.

-Angus: Date por vencido. Ese movimiento ha destrozado tu espada.
-Lop: ¡Ni hablar! ¡Ese Sofoco te ha dejado exhausto! ¡Y yo aún conservo mi escudo!
-Angus: ¡Sabes que tu también estás en las últimas! ¡Ese Hidrocañón te ha consumido mucha fuerza!
-Lop: ¡Entonces derrótame si puedes!
-Angus: ...
-Lop: ¿Y bien?
-Angus: Está anocheciendo. Me temo que tendremos que dejarlo en un empate.
-Lop: Entonces, con este ya van veintidós empates.
-Angus: Volveremos a vernos en nuestra siguiente batalla. Hasta entonces mejora tus habilidades si no quieres perder.
-Lop ¿Quien iba a perder contra alguien como tú?

Y así, inesperadamente, ambos terminaron su encuentro y partieron cada uno en una dirección.

-Angus: Creo que me he olvidado de algo...

-Lop: Al final esos chicos escaparon... Me pregunto si los volveré a ver algún día.

> > Continuará




-Anthony-

  • Usuario de honor
  • Pokéxperto
  • *
  • Mensajes: 5367
  • Karma: +26/-1
  • Pro de nacimiento
    • Ver Perfil
    • Mi twitter renikelao

  • Total Badges: 48
    Badges: (View All)
    Décimo aniversario Noveno aniversario Webmaster
Re:[Fanfic] Las Grandes Guerras De Arceus
« Respuesta #19 en: 11 de Julio de 2011, 04:24:47 am »


Capítulo 19: Sabiduría

Pasaron algunos días desde aquél incidente. El grupo estaba parado, pues no sabía hacia donde avanzar. En ese instante Boa notó algo.

-Boa: Detecto una energía.
-Miku: ¿Algún enemigo?
-Boa: No... Me resulta familiar... Creo que se trata de Uxie.
-Miku: ¿Uxie? Perfecto, tal vez así sepamos cómo avanzar.
-Zeo: ¿Sabes donde está?
-Boa: Hacia el este, aproximadamente a unos novecientos metr-os.
-Rage: Pues vamos a buscarlo, seguro que sabe qué podemos hacer.

Y así el grupo partió hacia la supuesta dirección de Uxie. En unos pocos minutos llegaron a un pequeño lago.

-Boa: Es aquí.
-Miku: ¿Estará de verdad Uxie aquí?
-Rage: Sólo hay un modo de saberlo. ¡UXIE!
-Miku: ¡No seas tan escandaloso! ¿Qué pasaria si hay algún enemigo?
-Rage: Pues lo derrotaríamos.
-Zeo: ¡Ja, bien dicho Rage!
-Miku: Estos chicos...

Entonces una sombra surgió del lago.

-Uxie: ¿Me llamabais?
-Zeo: Vaya, al final Boa tenía razón, estás aquí después de todo.
-Uxie: Así es. De hecho quería hablar con vosotros. ¿Habéis conseguido alguna pista sobre el paradero de Mew?
-Zeo: Por desgracia no, la capital es un sitio lleno de locos.
-Uxie: Ya veo...
-Miku: Pudimos conseguir un libro, pero realmente no da detalles sobre donde lo podríamos encontrar. Parece una obra de ficción que tiene a Mew como protagonista.
-Uxie: Entiendo. Desde luego los humanos sois únicos para crear historias.
-Zeo: Pues claro que sí, y no sólo para eso, jaja.
-Uxie: Sí, eso ya lo sé.
-Rage: Vamos al asunto. ¿Conoces algún sitio más en dónde podamos obtener pistas sobre Mew?
-Uxie: Sí. De hecho me esperaba que no encontraseis nada en la capital. Conozco de un lugar más fiable para obtener información.
-Zeo: ¿Y por qué no lo dijiste antes?
-Uxie: Por que es más peligroso. Podríais morir.
-Rage: Ya hemos derrotado a un Pokémon Legendario, Regice, incluso cuando extraía poder de una de esas tablas de Arceus. ¡Seguro que podemos hacerle frente!
-Uxie: El peligro que hay allí es mucho más temible que eso. ¿De verdad queréis ir?
-Zeo: ¡Por supuesto! ¡Por muy temible que sea seguro que no se compara a una guerra contra Arceus!
-Uxie: Je, veo que tenéis lo necesario para intentarlo. Está bien, os revelaré la información.
-Zeo: Al fin sabremos cómo avanzar.
-Uxie: Al este de aquí, cerca del territorio de los llamados bárbaros por los habitantes de la capital, hay una cueva. Seguro que la encontráis, una gran energía emana de ella. Allí hay alguien que tiene una conexión especial con Mew, él debería conocer algo sobre su ubicación.
-Zeo: ¡Entonces en marcha! ¡Ya hemos perdido mucho tiempo!
-Uxie: Un momento por favor, no he acabado.

Uxie se concentró un momento y en un instante aparecieron 4 bolas rojiblancas, 4 Pokéballs.

-Miku: ¡Esas esferas...!
-Zeo: Son iguales a las de aquella vez...
-Uxie: Supuse que este día llegaría, así que al igual que hizo Azelf, fui a otro mundo a buscar Pokémon que os acompañen. Veo que vuestros acompañantes actuales siguen aquí, en buena forma y muy unidos a vosotros, así que sé que no me arrepentiré de entregaros más.
-Zeo: ¡Genial! ¡Todo compañero será bienvenido!
-Uxie: Bien, en ese caso aquí tenéis. Espero que os sean de ayuda.

Finalmente Uxie abrió las Pokéball. De la primera apareció un Bisharp.De la segunda un Blastoise. De la tercera, Blissey. Y finalmente, de la última, Umbreon.

-Uxie: Espero que os llevéis bien.
-Miku: ¡Dalo por hecho! Gracias por la ayuda.
-Uxie: Al igual que Azelf, lamento no poder dejaros las Pokéball, mi poder también parece insuficiente como para protejerlas.
-Zeo: Tranquilo, no nos supondrá ningún problema.
-Uxie: Me alegro. Ya sólo tengo una cosa que deciros.
-Zeo: ¿Cuál?
-Uxie: Veo que ya habéis tenido contacto con las tablas de Arceus.
-Rage: Sí. ¿Qué son exactamente?
-Uxie: Cada tabla tiene el poder de un tipo diferente. Si alguien posee alguna de estas tablas potenciará el poder en función a su tipo. Si es Arceus quien la tiene, si tipo varía, por eso las creó.
-Zeo: Por lo visto actúan de diferente manera en algunas ocasiones. Al enjambre de Beedrill sólo les enfureció, pero a Regice realmente le dio poder, e incluso la capacidad de regenerarse de sus heridas anteriores. Angus y Lop, que también poseían tablas, se hicieron más poderosos también.
-Uxie: Ya veo. Eso de que los humanos también puedan usar las tablas es información nueva para mí. Creo que Arceus trama algo...
-Zeo: Ambos dijeron algo de que fueron elegidos por Arceus...
-Uxie: Entiendo... De todas formas, lo que quería deciros es que el Tangrowth gigante que visteis tenía ese tamaño debido a una de las tablas, la Tabla Pradal. Por lo visto su método para aumentar su poder consistía en simplemente aumentar su tamaño.
-Zeo: ¡Entonces hay que volver rápido al bosque para destruir esa tabla!
-Uxie: Tranquilo. La he estado guardando. Creo que será mejor que os la entregue, vosotros determinaréis que hacer con ella.

Uxie entregó la tabla a Zeo, quien poco después la destruyó.

Mientras tanto, en otro lugar...
-Arceus: ¡Maldito Uxie! ¡Otra de mis tablas ha sido destruida por su culpa!
-???: Tranquilo, padre. Uno de mis compañeros está cerca de la zona, el averiguará que está pasando.

Volviendo al mismo lugar de antes...

-Uxie: Ya veo. Así que esa es vuestra voluntad.
-Zeo: ¡Sí, no permitiré que ninguna de estas tablas vuelva a causar problemas a nadie!
-Uxie: Bien. Entonces ya podéis marcharos.
-Zeo: Eso haremos. Gracias nuevamente por todo.
-Rage: Un momento, me gustaría preguntar algo.
-Uxie: ¿Sí?
-Rage: Nuevamente... ¿Por qué nos estáis ayudando? Sé que tenéis vuestros motivos, pero me gustaría conocerlos.
-Uxie: Está bien. Realmente nosotros tres conocemos a los humanos, puesto a que cada uno de nosotros representa uno de sus sentimientos humanos, por esa razón nos sentimos conectados con ellos y no queremos que desaparezcan. Aunque también hay otra razón.
-Rage: ¿Y esa es?
-Uxie: Si lo que creo es cierto, Arceus no solo declarará la guerra a la humanidad. Destruirá este planeta con ellos. Y eso incluye también a todas las demás formas de vida, desde plantas a Pokémon.
-Rage: Ya veo. Me alegra de que nos lo hayas contado.
-Zeo: Sí, a mi también.
-Rage: Si no encontrásemos a Mew, nosotros mismos detendremos esta guerra.
-Zeo: ¡Eliminaremos a Arceus, aunque nos cueste la vida!
-Uxie: Sabéis que es una locura. Os mataría.
-Miku: Lo sabemos, pero no pensamos quedarnos de brazos cruzados mientras él destruye el planeta.
-Boa: Si eso es una locura, puedes llamarnos locos.
-Uxie: Desde luego los humanos sois idiotas. Supongo que por eso me gustáis. Pero lo primero es lo primero. Buscad a Mew, y no dejéis que os derroten.
-Zeo: ¡Dalo por hecho!

Y así finalmente el grupo se despidió de Uxie y partió. Sin embargo, antes de alejarse del todo Zeo se dió la vuelta y gritó a lo lejos.

-Zeo: ¡Uxie! ¡Que sepas que nos alegramos de verte!
-Uxie: Je, esto parece más una respuesta digna de Mesprit, pero en fin... Yo también me alegro.
-Miku: ¡Dale recuerdos a Mesprit y Azelf!
-Uxie: Sí... Lo haré...

Y finalmente el grupo se fue. Entonces Uxie se dio media vuelta.

-Uxie: Sal de ahí, hace tiempo que te he detectado, Terrakion.
-Terrakion: Vaya, al final no puedo esconderme de ti. ¿Por qué has mentido a esos humanos? Ya sabes a qué me refiero.
-Uxie: No quería hacerles daño. Ellos se recuperan rápidamente de heridas físicas, pero las emocionales seguro que tardarían más. ¿Y bien, a qué has venido?
-Terrakion: A preguntarte por qué traicionas a Arceus ayudando a unos humanos.
-Uxie: Entiendo. Terrakion, aunque yo no simbolice la justicia, también me gusta buscarla. Es por eso que quiero que esos humanos se encarguen de Arceus.
-Terrakion: ¡Idiota! ¡Arceus nos ha creado! ¡A nosotros y a todo! ¿De verdad crees que ir contra él es hacer justicia? ¡Los humanos son los que merecen ser eliminados! ¡Ellos sólo saben hacer daño!
-Uxie: No me digas. ¿De verdad crees que Arceus lo ha creado todo? ¿De verdad crees que los humanos merecen ser eliminados? Tú deberías saber mejor que nadie que los humanos son seres increíbles, capaces de enfrentarse a algo muy superior a ellos sólo por buscar aquello llamado justicia. ¿O acaso me equivoco, Porthos?

En ese instante, Terrakion pareció entrar en shock.

-Terrakion: Ya veo... Conoces algo que incluso yo había olvidado. Hacía miles de años que nadie me llamaba por ese nombre...
-Uxie: ¿Y bien?
-Terrakion: Tienes razón sobre los humanos. Sin embargo ambos sabemos que pueden hacer tanto el bien como el mal. Deberé seguirlos durante más tiempo para ver si realmente buscan hacer justicia.
-Uxie: Bien. Te recomiendo que observes también cuidadosamente a Arceus.
-Terrakion: Después de lo que ha pasado aquí me eliminará...
-Uxie: Entonces hagamos como si nada hubiese ocurrido. Acompáñame hasta Arceus.
-Terrakion: Tú... ¿De verdad planeas hacer eso?
-Uxie: Sí. Como diría Azelf, es mi destino.

Y así Terrakion y Azelf partieron en otra dirección.

Fin del primer viaje

> > Continuará.